La Paz

“CEB un partido político de la oposición” Ministra Amanda Dávila

La Paz, 28 mar (ABI).- La ministra de Comunicación, Amanda Dávila, afirmó el viernes que la cúpula de la Iglesia Católica actúa como un partido de la oposición y permanece en el oscurantismo medieval.

‘Nosotros consideramos que la Conferencia Episcopal Boliviana antes que un órgano de obispos se constituyó, siempre desde el 2006, en un partido político de la oposición que estuvo permanentemente emitiendo criterios políticos, apoyando posiciones políticas y sobretodo apoyando posiciones totalmente reaccionarias, conservadoras oponiéndose a todos los cambios incluso a la Constitución Política del Estado’, afirmó en conferencia de prensa.

Informó que el Gobierno analizó el documento de la Conferencia Episcopal Boliviana y dijo que no quedó sorprendido ni por las declaraciones, ni por el contenido debido a que la cúpula de la Iglesia Católica cumple el papel de oposición.

‘Consideramos que la Conferencia Episcopal no así el pueblo creyente, no así los católicos de base, sino esta cúpula de la Conferencia aún permanece en el oscurantismo, aún es una Conferencia Episcopal medieval, que no sabe leer la realidad y no entiende’, respaldó.

Afirmó que la Conferencia Episcopal Boliviana sólo da muestras de una ‘retórica’ de humildad y de beneficio por las mayorías pero que se queda en los artificios verbales.

‘En absolutamente ningún paso importante para resolver los grandes problemas que ella misma (la Iglesia) está enfrentando en este momento, problemas que tienen que ver con una distribución mejor de la riqueza, con los problemas de abusos a niños, con una actitud absolutamente conservadora, en contra de la mujeres y de los derechos de las mujeres, que tiene que ver con una actitud retrograda respecto a los cambios que se están dando en el país’, fundamentó.

La Ministra de Comunicación consideró que esa cúpula se mantiene con la mentalidad de la colonia, cuando se sostenía que ‘el indio no tiene alma, que no tiene derecho y que no puede gobernar’.

‘Considerando que porque se es indio en un Gobierno, es un Gobierno que puede cometer los peores actos de corrupción. Por qué no se sintió perpleja la Iglesia Católica, la cúpula, cuando remataban las empresas de este país y vendían a precios de gallina muerta los recursos estratégicos bolivianos’, cuestionó.

Insistió en que la cúpula de la Iglesia Católica continúa en la colonia y con una posición medieval y oscurantista.

‘Por lo tanto, nosotros (Gobierno) podemos decir que no nos sorprende un documento y las declaraciones de los obispos que se han convertido en voceros políticos de la oposición’, remarcó.