Internacional

Cardenal Cipriani: Al Papa se le elige con ayuda de Dios y no de intrigas

(LIMA / PERU) El Arzobispo de Lima y Primado del Perú, Cardenal Juan Luis Cipriani, pidió no crear intrigas en torno al próximo Cónclave porque al sucesor de Benedicto XVI se le debe buscar con ayuda de Dios sin importar su lugar de origen.

“Creo que la geografía no tiene nada que ver, hay que buscar a la persona con la ayuda de Dios, que sea de donde sea, ese será. Creo que las situaciones geográficas o políticas van a estar fuera del cónclave”, afirmó el Purpurado ante las preguntas de la prensa sobre si el sucesor de Benedicto XVI debería provenir de América Latina.

El Arzobispo, que participará como cardenal elector, indicó que si bien “es lógico que haya gente que piensa de un modo y de otro (en cuanto a la elección del futuro Papa). Que esto se lleve a la prensa, a las apuestas, a las intrigas me parece que no es bueno, pero me imagino que habrá gente que piensa de un modo y de otro, pero yo no estoy en esa onda”.

En ese sentido, afirmó que es la acción del Espíritu Santo la que ayudará a los cardenales a “ser hombres que escuchamos a Dios, si no, no servimos para nada”.

Expresó que no le gustaría ser el nuevo Papa porque “me parece realmente muy duro y que requiere de una preparación. Y me parece que hay personas mucho más preparadas”.

Durante la rueda de prensa del sábado pasado, el Arzobispo de Lima señaló que uno de los desafíos actuales de la Iglesia es “que el mundo no cree. Hay demasiada autosuficiencia, como que no necesito a Dios, ni me interesa, y esto hablo de los poderosos. Me parece que han estructurado la sociedad de una manera en que se hace muy difícil vivir humanamente, ya no digo cristianamente, digo humanamente”.

“Hay que recuperar la dimensión humana: el respeto por la vida, el respeto por la familia y el respeto por la verdad; se ha instalado un planteamiento excesivamente contrario al ser humano, pese a que se habla mucho de los derechos humanos”, denunció.

El Cardenal Cipriani dijo que la Iglesia responde a eso “con su manera de evangelizar, no tiene estructuras de poder, tiene la oración, la elección de sus obispos, la enseñanza de la fe con ejemplos, y tiene que recuperar el que todo bautizado (crea que) tiene a Cristo consigo mismo. Cuando vemos la sociedad de hoy, hay como una duda: ¿estará Dios en estas personas?”.

El Purpurado también recordó que el llamado a la conversión es un asunto personal e insistió en que el problema de la sociedad actual “es la crisis de fe”. “Los grandes hombres misioneros que han sacado adelante la Iglesia son santos, ¿quién fue San francisco de Asís, San Ignacio de Loyola, Madre Teresa de Calcuta, Juan Pablo II, San Josemaría Escrivá?, santos que pusieron su grano de arena, su ejemplo, dejaron una estela y después si quieres la sigues o no la sigues. Entonces falta iluminar más con una coherencia de vida”.

En ese sentido, afirmó que la renuncia del Papa, que “aceptamos plenamente con mucha fe”, “es una campana muy fuerte, y ojalá que los cardenales ahora sepamos responder también a ese Dios, a quien le pedimos nos ilumine para saber por donde tenemos que ir”.