Internacional

Card. Müller ratifica decisiones de la Santa Sede sobre Conferencia de Religiosas de E.E.U.U.

(Ciudad del Vaticano) El Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, Cardenal Gerhard Müller, recibió a las directivas de la Conferencia de Liderazgo de Religiosas de Estados Unidos (LCWR) en su visita a la Santa Sede y recordó los motivos por los cuales la Iglesia designó al Arzobispo Peter Sartain como Delegado para la implementación de la Evaluación Doctrinal de la LCWR. El Cardenal expuso con claridad la posición de la Santa Sede e hizo una advertencia firme en contra de la teoría de la “Evolución Consciente”, estudiada en algunos eventos de la institución. “Las cosas que he dicho hoy nacen de un gran amor”, comentó cerca del final de la intervención, en la que recordó que fueron religiosas quienes le educaron en la piedad y lo animaron a seguir al vocacion sacerdotal.

El Prefecto aclaró el sentido de las disposiciones de la Santa Sede, negando que se trate de “sanciones desproporcionadas” o una intervención que “comprometa la habilidad de organización para cumplir su fin” En su lugar, el Cardenal pidió ver la designación de un Delegado como “un punto de diálogo y discernimiento” y una ayuda para prevenir sucesos que puedan crear malestar entre la LCWR y los Obispos o la Santa Sede. Como ejemplo de estas situaciones, señaló la reciente premiación de una teóloga criticada por la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos, un acto que es leído como “una abierta provocación contra la Santa Sede”, que no fue consultada a tiempo con Mons. Peter Sartain. Por este motivo, el Cardenal señaló que entran en vigor disposiciones anteriores aún no aplicadas sobre la consulta previa sobre conferencistas invitados y honores concedidos por la LCWR.

El punto central de las declaraciones del Cardenal Müller fue dedicado a una advertencia sobre la tendencia de estudiar y acercarse sin las debidas precauciones a teorías como la “Evolución Consciente”. Esta teoría propone que los seres humanos pueden decidir el futuro de su evolución de forma consciente en campos como su naturaleza biológica o incluso espiritual a través del progreso científico, técnico o personal. Al ser el campo específico del ministerio del Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, el Cardenal señaló con claridad la incompatibilidad de esta propuesta con la fe de la Iglesia.

“Las tesis fundamentales de la Evolución Consciente están opuestas a la Revelación Cristiana y, cuando se toman sin reflexión, conducen casi necesariamente a errores fundamentales”, expresó el Prefecto. Entre las verdades de fe incompatibles con la teoría figuran “la omnipotencia de Dios, la Encarnación de Cristo, la realidad del Pecado original, la necesidad de la salvación y la naturaleza definitiva de la acción salvífica de Cristo en el Misterio Pascual”. Por este motivo, el purpurado advirtió el riesgo de perder el sentido eclesial a partir de dichas exploraciones y de esta manera explicó la preocupación de la Iglesia frente a la ausencia de una contraparte claramente católica en eventos donde se estudian dichas tesis.

La Santa Sede, explicó el Cardenal, desea fomentar la vitalidad de las comunidades religiosas femeninas de Estados Unidos y por eso quiere asegurar la expresión de la visión eclesial de la LCWR. “La vitalidad carismática de la vida religiosa sólo puede florecer dentro de la fe eclesial de la Iglesia”, afirmó.

Con información de Agencia Zenit.