Destacadas

Atmósfera serena, constructiva y positiva en la primera Congregación de Cardenales

El director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, P. Federico Lombardi S.I., ha informado esta mañana a los periodistas sobre la primera Congregación general del Colegio de Cardenales que ha tenido lugar esta mañana a las 9,30 en el Aula Nueva del Sínodo.

La Congregación ha sido presidida por el cardenal Decano Angelo Sodano, acompañado por el Camarlengo, el cardenal Tarcisio Bertone y por el Secretario del Colegio Cardenalicio, el arzobispo Lorenzo Baldisseri. Los miembros del Colegio han ocupado su lugar siguiendo el orden de precedencia: delante los pertenecientes al Orden de los Obispos, después al de los Presbíteros y, en fin, al de los Diáconos. Cada cardenal tiene un sitio asignado para facilitar el desarrollo de las votaciones.

Después de la oración inicial “Veni Sancte Spiritus”, seguida por la plegaria “Adsumus”, ha tomado la palabra el cardenal Decano que, en lengua italiana, ha saludado a los presentes informándoles de los acontecimientos relacionados con la Sede Vacante y del desarrollo de las Congregaciones reguladas por la Constitución apostólica “Universi Dominici Gregis”. A continuación, se han facilitado indicaciones técnicas sobre el uso de los micrófonos y de los aparatos para las votaciones. En el Aula hay intérpretes para la traducción simultánea en cinco idiomas: italiano, francés, alemán, español, e inglés.

Esta mañana los cardenales presentes eran 142 sobre un total de 207 miembros del Colegio Cardenalicio. Por lo tanto, los ausentes eran 65. Los cardenales electores eran 103. “Faltan todavía -ha dicho Lombardi- doce cardenales electores que llegarán entre esta tarde y mañana, ya que no vendrán ni el cardenal escocés O’Brien ni, por motivos de salud, el cardenal Darmaatmadja de Indonesia”. Los cardenales electores son, actualmente, 115.

Los cardenales reunidos han jurado el secreto de las deliberaciones sobre la elección del futuro Papa, después de que el Cardenal Decano del Colegio, Angelo Sodano, ha leído la fórmula común en lengua latina. Tras esta lectura, cada cardenal, según el orden de pertenencia (obispos, presbíteros y diáconos), ha pronunciado el juramento frente a un crucifijo y poniendo la mano sobre los Evangelios, lo que ha supuesto el acto más destacado del orden del día.

También se ha procedido al sorteo de los tres cardenales, entre los electores presentes en Roma, que ayudarán al Camarlengo durante los tres primeros días de las Congregaciones, como establece la Constitución Apostólica “Universi Dominici Gregis”. Han resultado elegidos por el Orden de los Obispos el cardenal Giovanni Battista Re, por el Orden de los Presbíteros el cardenal Crescenzio Sepe y por el Orden de los Diáconos el cardenal Franc Rodé. Para el sorteo se extraen de tres bolsas, cada una perteneciente a un orden, los tres primeros nombres. El mandato dura tres días, pasados los cuales, es necesario repetir el sorteo.

Esta previsto, según la tradición, que el Predicador de la Casa Pontificia, el Padre Raniero Cantalamessa, O.F.M. Cap, dirija la primera meditación al Colegio de los Cardenales hoy a primera hora de la tarde.

“En el curso de la reunión el Decano Angelo Sodano – ha añadido el director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede- ha propuesto a los purpurados que se envíe un mensaje al Pontífice emérito que se redactará en las próximas reuniones”. El Padre Lombardi ha comentado también que la atmósfera es muy cordial, y que los cardenales han tenido una pausa de 45 minutos para tomar café e intercambiar opiniones en el Aula Pablo VI.

Desde las 11,45 a las 12, 30 los purpurados han tomado la palabra para abordar, sobre todo, temas relativos a la organización de estos días, en particular del calendario de las Congregaciones. Han intervenido 13 cardenales.

“Podría definir este primer encuentro -ha concluido Lombardi- como sereno, constructivo y positivo”.