Destacadas Sucre

Un recibimiento único de niños y jóvenes para el Cardenal de Bolivia en Sucre

Alrededor de las 5 de la tarde arribó el vuelo del Cardenal de Bolivia al Aeropuerto internacional Alcantarí de Sucre. Una multitud de personas entre jóvenes, niños y personas en general, lo recibieron entre cantos y aplausos. Grande fue la sorpresa de Mons. Toribio al ver a los niños juntos gritando su nombre, momento que lo llenó de emoción y agradecimiento mientras saludaba a cada uno de ellos.

Próximos a entrar a la Ciudad Blanca fue recibido por todos los alumnos, plantel docente y administrativo del colegio La Recoleta en el atrio de la Parroquia de Santa Ana. Durante todo el recorrido por la calle Dalence los jóvenes salieron de sus diferentes instituciones para extenderle la mano mientras se dirigía al Arzobispado de Sucre, donde tendría un encuentro ameno con los periodistas de la capital.

Queridos hermanas obispos, jóvenes, señoritas, hermanas y hermanos en el Señor: es una gran alegría venir a la capital de la República para compartir con ustedes la verdadera alegría de los hijos de Dios. Estoy emocionado con este gran recibimiento que en ninguna parte había tenido. Ustedes jóvenes son la esperanza de Bolivia, el presente y el futuro. A los que están estudiando en el Seminario les deseo seguir el camino del Señor. Ojalá algún día lleguen a ser sacerdotes, obispos o cardenales.

La bendición del Dios de la vida y de la historia que es Padre, que es Hijo y Espíritu Santo descienda en cada uno de ustedes y permanezca siempre (Mons. Toribio Ticona, Cardenal de Bolivia)

El programa especial de su visita indica que en la mañana de este sábado tendrá un acto de reconocimiento por la Asamblea Departamental y por la tarde visitará el convento Santa Teresa, donde dialogará con las hermanas Carmelitas que están dedicadas a la oración, a la contemplación y trabajo. Posteriormente se dirigirá al convento de Santa Clara, donde tendrá una celebración Eucarística a las 19:00 h. con motivo de la festividad de su Patrona. Concluida la Eucaristía las hermanas le darán una pequeña cena y volverá al Arzobispado para descansar. El día domingo, 12 de agosto, presidirá la Eucaristía central y de despedida en la Catedral Metropolitana y Primada de Bolivia, a hrs. 9:00.

[Fuente: CENACOM]