Santa Cruz

“Presupuesto para educación y salud, no para armamentos” Mons. Gualberti

“Quiero invitarles a reflexionar sobre el hecho estremecedor el viernes en Palmasola en el centro de rehabilitación para reos, según las fuentes oficiales y hasta hoy manejaba el espeluznante saldo de 32 muertos entre ellos un niño de un año y medio de edad y más de 50 heridos graves.

Víctimas de la violencia ciega

Renovamos nuestro profundo dolor y pesar por la pérdida de tantos hermanos víctimas de una violencia ciega, oramos por ellos y los dejamos en las manos de Dios que es padre de la misericordia y la compasión.

Rechazar el deseo de venganza

También oramos y nos solidarizamos con todos los heridos internados en los centros hospitalarios que sufren por las graves quemaduras, intoxicación y otras heridas. Me uno a lo que dijo la CEB a los hermanos privados de libertad, hijos de Dios y hermanos entre sí, les animamos a crecer en fraternidad y solidaridad y rechazar el odio, las ansias de poder y sobre todo el deseo de venganza.

Solidaridad con los familiares de las víctimas

Nuestra oración va de igual forma por los familiares de los fallecidos y les manifestamos nuestra cercanía y nuestros sinceros sentimientos de fraternidad y solidaridad cristiana en estos momentos particularmente difíciles.

Verdad y transparencia en los informes oficiales

Es urgente que las autoridades proporcionen cuanto antes a la opinión pública la verdad de lo sucedido así como los nombres de los fallecidos para no dejar en una incertidumbre desesperante a los familiares y aclarar las distintas versiones acerca del número de muertos y heridos.

Todos somos responsables

Ante esta tragedia todo tenemos que hacer un examen de conciencia porque todos tenemos responsabilidades cada cual de acuerdo a su oficio. Las autoridades por sus omisiones y negligencias y nosotros por nuestra indiferencia o poco interés ante la situación inhumana de hacinamiento en que viven los privados de libertad.

La dignidad humana ante todo

No olvidemos que estos hermanos, por culpables que sean, tienen la dignidad de todo ser humano, este hecho ha vuelto a desvelar la gravedad del problema de las cárceles en toda su magnitud. Problema que exige respuestas estructurales y generales de parte de las autoridades en los niveles correspondientes.

Reforma estructural de los centros penitenciarios, Impostergable

Las fuerzas vivas de la sociedad no podemos  tampoco quedarnos de brazos cruzados y tenemos que unir esfuerzos para que se inicie el proceso impostergable de reforma estructural de los centros penitenciarios. Como lo dice su denominación Palmasola y así todos los centros penitenciarios del país, tiene que ser efectivos centros de rehabilitación y no universidades del crimen y antesalas del infierno, donde los reos están abandonados a su suerte y a la lógica de la violencia.

Niños inocentes en la cárcel, es intolerable.

Ya no podemos tolerar la presencia de 450 niños inocentes en ese centro penitenciario ni de otros niños en los demás centros. No es posible cerrar los ojos ante la imagen de un niño inocente muerto carbonizado en los brazos de su papá ni olvidar las repetidas violaciones de menores que hace pocas semanas han sido denunciadas además es necesario romper con la retardación de la justicia y devolver la transparencia en la administración de la misma.

Presupuesto para educación y salud, No para armamento

Igualmente hay que promover programas de formación específica para agentes penitenciarios. Y de manera espacial hacen falta cambios en la política económica  que regula la utilización de los recursos en el país. Hay que consignar muchos más presupuestos para la educación, la salud y las distintas obras sociales como los centros penitenciarios, todo esto al servicio de la vida plena de todos los ciudadanos y no invertir en gastos superfluos, peor aún  en comprar armamentos.

Vida en abundancia para todos, no es un privilegio

En este sentido Jesucristo nos cuestiona ya que el entregó su vida para que tengamos vida y vida en abundancia, es lo que nos recuerda el lema del mes de la biblia Apasionados por la fe viva en Jesucristo. Una fe viva que tiene que imbuir en todos los ámbitos de nuestra vida personal y social… Este mes es un tiempo privilegiado para apasionarnos a la biblia y acercarnos con actitud de escucha y disponibilidad en la palabra del Señor, una palabra que alimenta nuestra fe y nos compromete a un testimonio concreto”