Destacadas La Paz

Paz y Reconciliación, valores fundamentales para construir un país de convivencia fraternal: Los Obispos de Bolivia

MENSAJE DE LA CONFERENCIA EPISCOPAL PARA LA NAVIDAD.

“¡Levántate, brilla, que llega tu luz; la gloria del Señor amanece sobre ti!” (Is 60, 1).

Estimados hermanas y hermanos bolivianos:

 Paz y Reconciliación, valores fundamentales para construir un país de convivencia fraternal

El Misterio del Nacimiento del Hijo de Dios es una ocasión privilegiada para ser portadores de esperanza en Bolivia y en nuestro mundo. Sabemos que tenemos ante nosotros muchos retos que enfrentar como país y como sociedad. El Hijo de Dios nos trae unidad, paz y reconciliación, valores fundamentales que necesita nuestra sociedad para construir un país sobre cimientos seguros de convivencia fraternal.

 Jesucristo nace e ilumina las sombras de nuestras vidas y de nuestro mundo

La Navidad es luz, y Jesucristo, con su nacimiento, va a iluminar las sombras de nuestras vidas y de nuestro mundo. Llega la gran noche Santa en donde se difunde sobre el rostro de los hombres el esplendor de la belleza de Dios Padre.

 Que conociendo a Dios visiblemente, Él nos lleve al amor de lo invisible

Cristo nace cada día, y también lo hace en la noche de Navidad. Y la liturgia de ese día nos pide con insistencia que nos dejemos iluminar la mente y el corazón: «Porque gracias al misterio de la Palabra hecha carne, la luz de tu gloria brilló ante nuestros ojos con nuevo esplendor, para que, conociendo a Dios visiblemente, Él nos lleve al amor de lo invisible» (Primer prefacio de Navidad).

 La CEB invita a tomar conciencia de la misión y responsabilidad de cada uno hacia Bolivia

La Conferencia Episcopal Boliviana quiere invitar a cada uno de ustedes a tomar conciencia aún mayor de la misión y de la responsabilidad que tenemos cada uno de nosotros hacia nuestra Bolivia y el mundo, para testimoniar y llevar la luz nueva del Evangelio.

 La Iglesia sinodal da ejemplo de acogida, diálogo, escucha y encuentro

La nueva evangelización que nos pide la Iglesia sinodal, Pueblo de Dios, en salida misionera, al servicio de los más pobres, tiene su centro en Cristo y en la atención a la persona humana, para hacer posible el encuentro con Él. Sigamos sumando esfuerzos por una Iglesia sinodal que da ejemplo de acogida, diálogo, escucha y encuentro.

Que Cristo, la luz de los pueblos, ilumine las vidas de todos los bolivianos.

¡FELIZ NAVIDAD! Paz y bien para cada uno de ustedes y para sus familias.

La Paz, diciembre de 2022

CONFERENCIA EPISCOPAL BOLIVIANA