Destacadas

Palabras del Excmo. Nuncio Apostólico en Bolivia al Sr. Presidente Evo Morales

(La Paz – Palacio Quemado, 30 de enero de 2014). Señor Presidente Don Juan Evo Morales Ayma:

Quisiera ante todo expresarle en nombre de todos nosotros aquí presentes una cordial cercanía y sincera solidaridad por las trágicas consecuencias de las terribles inundaciones que han provocado en Bolivia numerosas víctimas e ingentes daños.

*****

En nombre delos Excelentísimos Jefes de Misión Diplomática y Consular y de los Representantes de Organismos Internacionales acreditados ante el Honorable Gobierno del Estado Plurinacional de Bolivia, tengo el alto honor deagradecerle por el privilegio de habernos concedido esta audiencia, que tiene como finalidad presentarle nuestras felicitaciones por el Nuevo Año 2014. En este encuentro vemos reiterada su solicitud en favor de la acogida, del respeto y del diálogo con los Países y los Organismos Internacionales a los que representamos.Y es motivo de cordial satisfacción contar, en este solemne acto protocolar, con la presencia del Excmo. Embajador David Choquehuanca Céspedes, Ministro de Relaciones Exteriores, y de sus más estrechos colaboradores de la Honorable Cancillería.

El Ministerio de Relaciones Exteriores es referente de alto nivel para todos por su compromiso en el análisis, en el diálogo y por su competente adhesión a los principios de la vida internacional. La Cancillería activamente entregada al proceso de cambio en Bolivia manifiesta constante preocupación en custodiar los delicados equilibrios de entendimiento, de cooperación y de desarrollo.Señor Presidente:Todos hacemos nuestro el anhelo de paz, que expresó usted el 25 de septiembre pasado en la Sexagésima Octava Asamblea General de las Naciones Unidas como un “compartir experiencias de gestión, de trabajo, por la vida, por la humanidad, por la justicia social”.

Todos estamos convencidos de que este continuo esfuerzo en la lucha contra las desigualdades sociales y la pobreza es fundamental para fortalecer aquel auténtico entendimiento entre los pueblos al cual usted -Señor Presidente- hizo referencia en su encuentro con el Santo Padre Francisco, el pasado 6 de septiembre.En este solemne acto protocolar, queremos desearle y desear a todo el pueblo boliviano un Año 2014 lleno de alegría y de esperanza. Sabemos que en el corazón de toda persona alberga el deseo de una vida plena, de la que forma parte un compromiso indeleble de fraternidad, que invita al diálogo, a la comunión y a la paz.

Deseamos que la fraternidad sea en Bolivia y en nuestros Países una dimensión fundamental parala construcción de una familia de pueblos que viva en la justicia y en la concordia.El 8 de diciembre pasado, en Santa Cruz de la Sierra, el Excmo. Embajador Don David Choquehuanca recordaba que: “ciento treinta y tres Países,reconociendo el liderazgo del Presidente Morales, decidieron presentar a Bolivia como candidata del GRULAC para dirigir el G77 más China, durante la gestión 2014”.

Convenimos sólidamente que “es demasiado importante que Bolivia esté asumiendo esta presidencia”.

Queremos pues reiterar nuestras felicitaciones y felicitar a todos los bolivianos, porque sabemos que el compromiso que la presidencia va a ejercer en la gestión 2014 está orientado a la erradicación de la pobreza.Es un desafío importante para Bolivia y para todos nuestros Países; nos complace saber que al regocijo de los bolivianos, se une el deseo de extender, profundizar y hacer sostenible la colaboración.

Señor Presidente:Con las felicitaciones para sus seres queridos y para el noble y generoso pueblo de Bolivia, permítame agregar la seguridad de las oraciones del Papa Francisco y de la Iglesia en Bolivia para que el Señor que ha dotado a este País de extraordinarios dones,siga bendiciéndolo generosamente.