Internacional

“Padres, qué tremendo es que nos creamos mejor que los fieles”: Arzobispo de Barranquilla

Esta fue una de las reflexiones ofrecidas por el arzobispo de Barranquilla, monseñor Jairo Jaramillo Monsalve, durante la eucaristía donde se conmemoró el Jubileo Sacerdotal.

El prelado haciendo mención de su próximo aniversario de bodas sacerdotales, a celebrarse el sábado 25 de junio a las 10 a.m. en la Catedral, animó a los presbíteros de la Iglesia local para que vean cada uno el Ministerio Sacerdotal como una Gracia de Dios, como la mejor opción de vida y regalo del Señor para ellos. “No pudimos ser llamados a una vida más linda que la de ser sacerdote”, dijo.

Seguidamente, recordó el llamado hecho a cada uno de ellos a la sencillez y humildad, para evitar caer en soberbia y creerse perfectos, señalando al otro como pecador y no reconocerse ellos así mismos también como tal. “Padres, qué tremendo es que nos creamos mejor que los fieles, perfectos, y que los fieles no sean sino pecadores”, dijo el Señor arzobispo de Barranquilla. “Oren por mí”, frase del Papa Francisco, con la que concluyó el prelado e hizo alusión a la necesidad de plegaria por la vida sacerdotal de cada pastor de la Iglesia.

En la misa también se recordó a los sacerdotes enfermos, fallecidos. Y se hizo homenaje a Miguel Salcedo Correa, el presbítero más nuevo de la Arquidiócesis de Barranquilla, así como al padre Estanislao Ciochon, quien para la fecha cumple 50 años de ordenación sacerdotal.

La ceremonia que se realizó el marco de la fiesta del Sagrado Corazón de Jesús y del Día del Inmaculado Corazón de María, tuvo como concelebrante a monseñor Víctor Tamayo, obispo auxiliar de esta ciudad y asistieron religiosas, religiosos y centenares de feligreses.