Internacional

Nuevo documento del Papa Francisco permitirá enjuiciar a obispos negligentes ante casos de abusos

La Carta Apostólica ‘Como una madre amorosa’ indica los cánones para procesar y destituir obispos. Un nuevo paso en la ‘tolerancia cero’

Una nueva medida del papa Francisco que permitirá juzgar a los obispos responsables de negligencia en los casos de abusos sexuales contra menores o personas vulnerables y removerlos de su encargo, llega hoy con la Carta Apostólica titulada “Como una madre amorosa”.

Lo indicó el portavoz del Vaticano, el padre Federico Lombardi, al entregar el nuevo documento a los periodistas presentes en la Sala de Prensa.

Precisó también que no se trata de casos de abusos por parte de obispos, lo que ya tiene un claro camino judicial definido en la Congregación de la Doctrina de la Fe, sino de “negligencia en actos del oficio por parte de obispos”.

Un documento de un par de páginas que interpreta leyes del Derecho Canónico ya existente, los cánones 193 y el 975 y algunos artículos de los mismos, indicando que cuando se habla negligencia por parte de obispos, en este punto queda incluido el tema de los abusos a menores.

Por lo tanto no se trata de una nueva ley, lo que impediría su retroactividad, sino de una normativa sobre algunos cánones ya existentes, lo que permitirá se puedan juzgar casos del pasado, sin que nadie se pueda valer de la facultad de no retroactividad de una ley.

Precisó que la fase de instrucción del proceso le compete a las congregaciones competentes, las de: Obispos; Evangelización de los pueblos; Iglesias orientales; Institutos de Vida Consagrada y Sociedades de Vida Apostólica.

El portavoz fue claro al indicar que “la falta de diligencia del obispo puede ser también ‘sin grave culpa moral’. Y que en el caso de abusos sobre menores, es suficiente que la falta de diligencia “sea grave”, mientas que en otros casos para la destitución es necesario que la falta de diligencia sea “muy grave”.

“Tratándose de decisiones importantes sobre los obispos, la aprobación específica dependerá del Santo Padre”, dijo el director de la Oficina de Prensa del Vaticano, “lo que no es una novedad”. En cambio sí “la constitución de un Colegio de Juristas que asistirá al Santo Padre antes que tome una decisión definitiva” y consideró que “se puede prever que tal Colegio sea conformado por cardenales y obispos”.

En las causas se equiparan el obispo diocesano, el enarca, los superiores mayores de los institutos religiosos y de las sociedades de vida apostólica de derecho pontificio.