Santa Cruz

“No estamos para someter el Evangelio al poder político, económico ni social” Cardenal Terrazas

En ocasión de la ordenación sacerdotal del P. Javier Vargas, el Cardenal Terrazas manifestó que “La ordenación de un sacerdote es un signo de compromiso con los que necesitan la verdad, la justicia, la vida y la paz”

Al referirse a la labor que debe realizar todo presbítero remarcó que “no se ordenan sacerdotes para adornar altares, ni para pintar catedrales, se ordenan para hacer presente al Dios de la vida y hacer presente esa vida a nuestro pueblo tan amenazado de muertes continuas”.

Cardenal Terrazas exhortó al presbiterado  “no basta ser sacerdote, hay que demostrarlo todos los días. Esta es una vez más mi impresión y mi deseo para todo el presbiterio que está aquí presente”

El Arzobispo Emérito reiteró cuál es la misión del sacerdote con su pueblo “no basta haber recibido la imposición de las manos, hay que demostrar que no somos cualquier agente de pastoral, que no somos empleados de nadie, que no estamos para someter el evangelio a las fuerzas de los poderes sean económicos, sean políticos o  sociales; el sacerdote es el apóstol de la palabra que va a decir esa palabra que Dios ha colocado en su boca para alimentar la vida de su pueblo, el sacerdote es el que hace presente a Cristo para que nosotros cristianos, religiosos o sacerdotes solamente nos inclinemos y arrodillemos delante de nuestro Dios y no de cualquiera que pretende suplantarlo”