Internacional

Niño de 2 años fue torturado y asesinado por su madre y su pareja lesbiana

LONDRES.- El pequeño Liam Fee, de dos años, fue torturado y asesinado por su propia madre, Rachel, junto a su pareja Nyomi, determinó recientemente el Tribunal Supremo de Livingston, en Escocia, Reino Unido.

 

La justicia británica concluyó también que ambas mujeres habían abusado de otros dos menores que criaban en su domicilio.

Rachel Fee, de 31 años, y Nyomi, de 28, causaron “lesiones de fuerza contundente” a Liam, ocasionándole la muerte en marzo de 2014, reportó el diario británico The Daily Telegraph.

De acuerdo al Telegraph, la pareja de lesbianas fue condenadas el 31 de mayo de este año también por “un catálogo de crueldad” contra Liam y otros dos menores, en lo que constituye “el caso más escandaloso de abuso infantil presentado ante cortes escocesas”.

El caso reveló además las deficiencias de la asistencia social, pues las autoridades aceptaron en diversas ocasiones las excusas de ambas mujeres sobre los golpes que presentaba el menor en la guardería.

Según las mujeres, Liam se hizo algunas de las lesiones pellizcándose a sí mismo o cayendo.

Liam murió de una ruptura del corazón debido a un golpe cerrado. Durante la necropsia, el patólogo encontró más de 30 lesiones, entre ellos una pierna y un brazo rotos.

Rachel y Nyomi se declararon inocentes ante las autoridades, y culparon a uno de los dos niños que vivían junto a ellas y Liam.

Los menores que vivían con ellas –unidas civilmente desde 2012– fueron claves para revelar el horror que experimentaron en esa casa junto al niño asesinado.

A los niños no se les permitía usar el baño durante la noche, y eran castigados si mojaban la cama. Uno de los castigos que recibían era tomar una ducha helada, para luego tener que secarse parados, tapados solo con la toalla, en el pasillo de la casa.

En otras ocasiones eran atados con cables y encerrados en una jaula, a veces desnudos.

El otro menor recordó que a veces lo amarraban a una silla y lo dejaban solo durante la noche, con serpientes y ratas guardadas en algunas cajas.

Según informa la prensa británica, las autoridades encontraron que, en días previos al asesinato, la pareja de lesbianas buscó en Google frases como “¿una fractura de cadera sanará por su cuenta?” y “¿pueden las esposas ir a prisión juntas?”.