Santa Cruz

Mons. Sergio Gualberti: Ante la brutalidad y la violencia irracional hechemos nuestra mirada a la Cruz con serenidad y esperanza

En su homilía dominical Mons. Gualberti hizo referencia al pasaje bíblico en el que los peregrinos griegos quieren conocer a Jesús que había ido a Jerusalén para celebrar la fiesta de la pascua. Entretanto Jesús se estaba preparando porque El hijo del hombre “va a ser glorificado en la cruz” y con su sangre se inicia una Alianza Nueva, a partir de la cual, Jesús se volvió causa de salvación por medio de los sufrimientos en la cruz.

Por otro lado Mons. Gualberti remarco que en el mundo de fama, poder, riquezas, Jesús es signo de contradicción pues indica que el amor, la entrega y el servicio son único camino a la vida eterna, Jesús nos llama a perder la vida para ganarla, nos llama a renunciar a la soberbia y asumir servicio y entrega total. Asimismo el prelado remarcó que la cruz y la obediencia libre es la respuesta para las personas honestas y sinceras desilusionadas por los encantos engañosos del mundo consumista y sus caudillos.

El Arzobispo exhortó al Pueblo de Dios a tener el cuidado de dar a conocer a Jesús no con proselitismo sino con testimonio de nuestra vida gastada al servicio del Señor al servicio de los demás y remarcó que ese debiera ser el norte del programa de toda autoridad a mayor responsabilidad, mayor entrega, mayor servicio.

Al hacer referencia a los damnificados por las inundaciones en el país, anunció que hoy domingo se celebra la Jornada de solidaridad en todas las parroquias de la arquidiócesis en consecuencia exhorto a los fieles a brindar su aporte generoso.

Al hacer referencia a los hechos acontecidos en el centro penitenciario de Palmasola, expresó su solidaridad cristiana con los familiares de los reclusos y policías que fueron victimados y su oración por el restablecimiento de los heridos.

Asimismo manifestó su tristeza y repudio por los excesos cometidos en el interior del Penal que no solo acabaron con vidas humanas sino también ocasionaron destrozos a los espacios educativos asignados a la rehabilitación y principalmente al espacio de oración de los internos como es la Capilla en la que el Papa Francisco se detuvo en oración en bien de los privados de libertad.

El Arzobispo de Santa Cruz denunció que los privados de libertad nunca han faltado el respeto al lugar de culto y se preguntó ¿Por qué tanta animadversion al Señor? En ese contexto reclamó una aclaración del por qué se intimida a la Iglesia que desarrolla una labor de bien con los privados de libertad.

Homilia de Mons. Sergio Gualberti

Pronunciada en la Catedral de Santa Cruz

Marzo 18 de 2018

  • Los paganos quieren conocer a Jesús
  • El hijo del hombre va a ser glorificado
  • La sangre de Jesus marca una Alianza Nueva
  • Jesús se volvió causa de salvación por medio de los sufrimientos
  • En el mundo de fama, poder, riquezas, Jesús es signo de contradicción
  • Jesús nos llama a perder la vida para ganarla
  • Jesús nos llama a renunciar a la soberbia y asumir servicio y entrega
  • La cruz y la obediencia libre es la respuesta para las personas honestas y sinceras.
  • Hay que dar a conocer a Jesús no con proselitismo sino con testimonio de nuestra vida
  • Gastar la vida al servicio de los demás debiera ser el norte del programa de toda autoridad
  • Jornada de solidaridad con los damnificados por las inundaciones.
  • Solidaridad con las victimas de los hechos en la carcel de Palmasola
  • Tristeza y repudio por los excesos cometidos en el interior del Penal
  • Tristeza y repudio por la profanacion de la capilla en el interior del Penal de Palmasola
  • Los privados de libertad nunca han faltado el respeto al lugar de culto
  • ¿Por qué tanta animadversion al Señor?
  • Ante la brutalidad y la violencia irracional hechemos nuestra mirada a la Cruz con serenidad y esperanza

Los paganos quieren conocer a Jesús

El evangelio de hoy inicia con la escena de unos peregrinos griegos, paganos simpatizantes de la religión hebrea, que habían subido a Jerusalén en ocasión de la fiesta de la Pascua. Ellos tienen el deseo de conocer personalmente a Jesús pero no se atreven a presentarse solos, por eso piden a Felipe: “Queremos ver a Jesús”.

El hijo del hombre va a ser glorificado

Felipe junto a Andrés transmiten el pedido a Jesús, pero él parece no prestar atención e inicia un discurso sobre el sentido de su muerte. “Ha llegado la hora en que el Hijo del Hombre va a ser glorificado”. Ante estas palabras podríamos pensar que ha llegado el momento en que Jesús, como Hijo de Dios, va a gozar de la gloria y el prestigio de los hombres. Pero los pensamientos de Dios son muy distintos de los nuestros. La hora de la gloria que Él ha preparado para su Hijo es la hora de la pasión en el amor y de la derrota humana en la cruz, la hora clave de la historia en la que, por la resurrección, la muerte se vuelve vida.

La sangre de Jesús marca una Alianza Nueva

En la cruz Jesús sella con su sangre una Alianza Nueva con todos los hombres, fruto de su amor para que todos, al haber sido salvados y perdonados de los pecados, pudieran vivir una nueva relación con Dios y los hermanos.

Jesús se volvió causa de salvación por medio de los sufrimientos

San Pablo indica que Jesús aprendió a cumplir la misión de amor y se volvió causa de salvación de todos por medio de los sufrimientos. Por tanto, si queremos compartir la gloria, el amor y la vida de Jesús, el único camino es compartir su cruz siendo como el grano de trigo que muere para dar fruto: “Les aseguro que si el grano de trigo que cae en la tierra no muere, queda solo; pero si muere, da mucho fruto”.

En el mundo de fama, poder, riquezas, Jesús es signo de contradicción

En medio de un mundo que busca lo fácil y el placer, el prestigio y la fama, el poder y las riquezas, la cruz de Jesús se levanta como signo de contradicción indicando al amor, la entrega y el servicio como único camino a la vida eterna: El que tiene apego a su vida la perderá, y el que no está apegado a su vida en este mundo, la conservará para la Vida eterna”.

Jesús nos llama a perder la vida para ganarla

Nuestra vida es un don de Dios del que debemos rendir cuenta, el tesoro que se conserva no guardándolo para sí, sino gastándolo para el Señor. Jesús nos llama a la paradoja de perder la vida para ganarla, a salir de nuestro pequeño mundo e intereses, a romper nuestros apegos y ataduras y estar dispuestos a entregar nuestra vida por la Buena Noticia del reino de Dios, en particular al servicio de los más pobres, necesitados y marginados.

Jesús nos llama a renunciar a la soberbia y asumir servicio y entrega

Jesús mismo nos indica cómo dar este paso: “El que quiera servirme que me siga, y, donde yo esté, estará también mi servidor”. En su respuesta a esos griegos y a todos los que desean conocerlo, Jesús llama a ponerse humildemente detrás de Él, a renunciar a sus propios planes, a la soberbia y a la autosuficiencia para asumir una actitud de servicio y entrega. La trayectoria de todo cristiano y de la Iglesia en el seguimiento a Jesús, es la de la cruz y de la obediencia libre y generosa al designio de salvación de Dios.

 

La cruz y la obediencia libre es la respuesta para las personas honestas y sinceras.

Esta es la respuesta que hay que dar a las muchas personas honestas y sinceras que también hoy desean ver a Jesús, porque desilusionados de los encantos engañosos de este mundo consumista o porque defraudados por los caudillos en quienes habían puesto sus esperanzas.

Hay que dar a conocer a Jesús no con proselitismo sino con testimonio de nuestra vida

A nosotros nos toca la tarea de ayudarlos a conocer y a encontrarse con Jesús, no con lindas palabras o con proselitismo, sino con el testimonio de nuestra vida gastada al servicio del Señor, de los demás y de una sociedad más justa y ecuánime.

Gastar la vida al servicio de los demás debiera ser el norte del programa de toda autoridad

Si de verdad amamos a Jesucristo, tenemos que, como Felipe y Andrés, dejar trasparentar nuestro amor y nuestra fe en Jesús a las personas que están a nuestro lado, a los indecisos, a los alejados y a los que no lo conocen o lo conocen muy remotamente. La propuesta de Jesús, de gastar la vida al servicio de los demás, debería ser también el punto cardinal del programa de toda autoridad, donde a mayor responsabilidad, mayor entrega, mayor servicio.

Jornada de solidaridad con los damnificados por las inundaciones.

En este espíritu, les recuerdo que, como ya es práctica en nuestra Iglesia en Bolivia, hoy domingo 5º de Cuaresma, se celebra la Jornada de la Solidaridad. Este año los ingresos de nuestra colecta solidaria se destinarán a los damnificados por las inundaciones en distintos lugares de nuestra región y del país. Seamos generosos con nuestros aportes, frutos de nuestras renuncias y sacrificios de la cuaresma, para contribuir a aliviar los sufrimientos de tantas familias que han perdido sus pertenencias y casas.

Solidaridad con las víctimas de los hechos en la carcel de Palmasola

Antes de terminar, voy a referirme a los hechos trágicos y violentos “ocurridos en la cárcel de Palmasola que terminaron con la vida de siete privados de libertad, y produjeron heridos en los que se cuentan también efectivos policiales. Les invito a elevar oraciones al Dios de la Vida para que tenga misericordia de las víctimas y de consuelo a sus familiares a quienes expresamos nuestra sincera solidaridad cristiana, así como rezamos por el pronto restablecimiento de los heridos”.

Tristeza y repudio por los excesos cometidos en el interior del Penal

Antes de la bendición daremos lectura al comunicado conjunto de la CEB y de la Arquidiócesis. Además quiero expresar mi tristeza y repudio por los excesos cometidos, en la intervención en el interior del Penal, al colegio construido por la Iglesia con la finalidad de ayudar en la rehabilitación de esos hermanos, rompiendo las puertas y sacando enseres y subsidios educativos.

Tristeza y repudio por la profanacion de la capilla en el interior del Penal de Palmasola

También me inundan los mismos sentimientos por la profanación de la Capilla al interior de ese recinto, donde el Papa Francisco se detuvo en recogimiento y oración en bien de los privados de libertad.

Los privados de libertad nunca han faltado el respeto al lugar de culto

Se han hecho pedazos de un cuadro y una imagen de la Virgen María y una del Divino Niño, se han bajado los cuadros de los muros y dejado todo revuelto y vaciado de los objetos sagrados el armario de la sacristía. Nunca en la capilla había pasado esto y jamás los privados de libertad han faltado de respeto a este lugar de culto.

¿Por qué tanta animadversion al Señor?

Me pregunto ¿Quiénes lo han hecho y a qué apuntaban? ¿Por animadversión al Señor y a la Virgen o por intimidar a la Iglesia por la labor que desarrolla en bien de los privados de libertad? Estas y otras interrogantes del comunicado esperan una aclaración. Por parte nuestra realizaremos una celebración de reparación en dicha Capilla ni bien se den las condiciones.

Ante la brutalidad y la violencia irracional hechemos nuestra mirada a la Cruz con serenidad y esperanza

Ante estos hechos de brutalidad y de la violencia irracional, echemos nuestra mirada a aquel que ha sido elevado en la cruz, para que nos arrastre a todos en su corriente de amor: “Cuando yo sea levantado en alto sobre la tierra, atraeré a todos hacía mí”. Con esta certeza vamos a invocar a Dios con las palabras del salmo que nos colman de serenidad y esperanza: “Devuélveme la alegría de tu salvación, Señor”. Amén