Santa Cruz

Misioneros Coreanos regresan a su país, después de 5 años en Santa Cruz

El miércoles  23 de noviembre Mons. Sergio Gualberti, Arzobispo de Santa Cruz, recibió en oficinas del Arzobispado al P. Lucas Yeon y el P. José Suk quienes concluyeron su trabajo  misionero en la iglesia cruceña y retornan  a su país de origen Corea. Mons. A tiempo de agradecer al P. Lucas y P. José por toda la entrega que mostraron durante estos 5 años que estuvieron en Bolivia- Santa Cruz, también dio la bienvenida a los nuevos sacerdotes; P. Kang Kinam José, P. Heo Woo Yeong Andrés y el P. ko Keun Seok Salomón que llegaron desde corea para apoyar a la Parroquia San Francisco Javier – Okinawa –  Vicaría Santa Rosa de Lima.

El P. José y P. Lucas coinciden que lo más difícil durante estos 5 años  de su estadía en Bolivia fue  aprender el idioma español, pero también aprender otro idioma es aprender otra cultura y eso los ha enriquecido mucho.

El P.   Lucas  ha sido Párroco durante 2 años de la Parroquia Cristo Salvador, él nos cuenta que Lleva más años como sacerdote en Bolivia  ya que cuando se vino a Bolivia llevaba 4 años de haber sido ordenado sacerdote y ahora que regresa a su  país lo veo como un país nuevo para él.

El Padre Lucas manifiesta sentirse muy agradecido con el Arzobispo, los Obispos Auxiliares y los sacerdotes de la Arquidiócesis de Santa Cruz y con toda la comunidad parroquial de Cristo Salvador  por todo el apoyo, cariño, paciencia y  la buena acogida que  siempre le brindaron. El P. Lucas regresa a Corea el 28 de noviembre.

El P. José trabajó en la Arquidiócesis de Santa Cruz desde el año 2006 hasta el 2011  y desde el 2012 hasta la actualidad estuvo en San Antonio de Lomerío, en el Vicariato Apostólico de Ñuflo de Chávez. El sacerdote coreano manifiesta sentirse feliz y agradecido con Dios por haberlo traído hasta aquí para trabajar y conocer otra cultura de la cual se lleva una hermosa experiencia de vida. Así mismo el P. José agradece mucho  a los pastores y sacerdotes  de Santa Cruz por apoyarlo y acompañarlo en toda esta etapa de aprendizaje en un país muevo, al igual agradece a toda la comunidad de fieles tanto de Santa Cruz, como de San Antonio de Lomerío por todo el cariño y paciencia que siempre le brindaron.

El Padre José afirma  que en las personas más sencillas y humildes ha encontrado hermanos  con un gran corazón,  de las cuales ha aprendido mucho y esto es una fortaleza para su vida sacerdotal. El P. José retorna a corea el 13 de diciembre.

02