Internacional

Los Redentoristas escriben a Donald Trump: “son palabras ofensivas y denigrantes”

San Juan (Puerto Rico) – “Nos dirigimos a usted con el propósito de comentar sobre el impacto negativo de sus despectivas palabras del jueves 11 de enero de 2018 en presencia de algunos miembros del Congreso de EUA describiendo a Haití, El Salvador y países pobres de Africa como “Shithole countries”, inicia así la carta que los Misioneros redentoristas escribe al Presidente Trump.
Ellos mismos se presenta así: “Somos un grupo de Misioneros Católicos de la Congregación Redentoristas, miembros de la Provincia de San Juan, que abarca las pueblos de Puerto Rico, Republica Dominicana y Haití”.

“La misión de nuestra congregación es evangelizar a los pobres, y esto comprende proclamar explícitamente el Evangelio, solidarizarse y promover los derechos fundamentales de justicia y libertad de los más necesitados. El amor a esta misión, sigue la carta, impulsó a hermanos de España y de Estados Unidos a servir en Puerto Rico y República Dominicana hace cien años. Ese mismo amor nos ha guiado a servir a esos pueblos que usted desprecia, Africa, Haití y El Salvador. Esa misión y ese servicio nos han enriquecido y bendecido abundantemente”.

“Fieles a nuestro llamado de ser testigos del Redentor en un mundo herido, es que repudiamos sus palabras como injustas, ofensivas y denigrantes. Rechazamos sus palabras porque desfiguran la imagen y la dignidad de hombres y mujeres creados a la imagen y semejanza de Dios”, sigue la carta.

Sr. Presidente, en el octavo aniversario del terremoto cuando Haití llora sus 200,000 muertos, sus palabras pisotean la sensibilidad de un pueblo. Y de un pais que envió 800 de sus hombres a luchar por la independencia de los EUA”.
Los hijos de San Alfonso, cuestionan las palabras de Trump, “Si es cierto que sus expresiones oscurecen el horizonte y siembran desasosiego en el sentir de nuestros pueblos, nos animan las palabras de Juan Pablo II a los afroamericanos, el 13 de octubre de 1992 en Santo Domingo:”No puede faltar mi mensaje de cercanía y vivo afecto a las poblaciones afroamericanas que con sus valores humanos y cristianos y su cultura enriquecen a la iglesia y a la sociedad en tantos países. A este propósito, vienen a mi mente aquellas palabras de Simón Bolívar afirmando que “América es el resultado de la unión de Europa y Africa con elementos aborígenes. Por eso en ella no caben los prejuicios de raza y si cupiesen, América volvería al caos primitivo”.