Internacional

Liberia: Virus del ébola provoca muerte de religioso de San Juan de Dios

El servicio de cooperación internacional de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios informó que el sábado falleció en Monrovia (Liberia), el hermano Patrick Nshamdze, director del Hospital San José, infectado por el virus del ébola, el cual ya provocó cerca de 890 muertes en África Occidental.

El hermano Patrick Nshamdze tenía 52 años de edad y 23 de profesión religiosa. Había sido diagnosticado de virus de Ébola el 29 de julio, después de dos semanas de enfermedad y de un test previo -realizado el 18-, que arrojó un resultado negativo.

Se informó que el hospital San José, de Mornovia, permanece cerrado y con cinco religiosos más en cuarentena. Los infectados son dos hermanos de San Juan de Dios y tres hermanas misioneras de la Inmaculada Concepción. También está en observación el administrador del hospital, de nacionalidad ghanesa.

Según lo informado por la ONG Juan Ciudad, sólo el personal del Ministerio de Salud de Liberia puede acceder al centro asistencial, pero al momento ha preferido evitar todo contacto con los enfermos, por la situación.

El superior general de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, P. Jesús Etayo, llamó a intensificar la oración por todos los afectados, agradeciendo a su vez la ayuda concreta material que se está acercando mediante las organizaciones no gubernamentales.

Por otro lado, se informó que el médico estadounidense Kent Brantly, contagiado de ébola, está siendo tratado en un hospital de Atlanta (Estados Unidos). El director del Centros de Control y Prevención de Enfermedades de este país, Tom Frieden, dijo que el paciente muestra señales de “mejora”.

Hasta el momento esta enfermedad ha provocado en Guinea 358 fallecidos; en Liberia los muertos son 255; en Sierra Leona se registraron 273 muertos; mientras que en Nigeria se ha registrado un segundo caso de contagio confirmado y se sospecha que hay otros tres infectados.

La enfermedad

El virus del ébola se detectó por vez primera en 1976 en dos brotes simultáneos ocurridos en Nzara (Sudán) y Yambuku (República Democrática del Congo). La aldea en que se produjo el segundo de ellos está situada cerca del río Ebola, que da nombre al virus.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), los brotes de enfermedad por el virus del Ebola (EVE) tienen una tasa de letalidad que puede llegar al 90 por ciento.

Los brotes se producen principalmente en aldeas remotas de África central y occidental, cerca de la selva tropical. El virus “se introduce en la población humana por contacto estrecho con órganos, sangre, secreciones u otros líquidos corporales de animales infectados. En África se han documentado casos de infección asociados a la manipulación de chimpancés, gorilas, murciélagos frugívoros, monos, antílopes y puercoespines infectados que se habían encontrado muertos o enfermos en la selva.

El virus se propaga en las poblaciones humanas por transmisión de persona a persona.

Hasta el momento “no hay vacuna contra la EVE. Se están probando varias, pero ninguna está aún disponible para uso clínico. Los casos graves requieren cuidados intensivos. Los enfermos suelen estar deshidratados y necesitar rehidratación por vía intravenosa u oral con soluciones que contengan electrólitos. Tampoco hay ningún tratamiento específico, aunque se están evaluando nuevos tratamientos farmacológicos”, indica la OMS.

Más información sobre este virus en http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs103/es/

Asimismo, para ayudar con donaciones al Hospital San José, se puede ingresar ahttp://www.sjcatholichospital.com/es/