Santa Cruz

La gira romana del Ensamble Hombres Nuevos fue un éxito

Tocó para el papa y ofreció conciertos en Roma. Los 25 músicos y coristas tuvieron un viaje soñado para celebrar al monseñor Nicolás Castellanos por su trabajo humanitario en Bolivia.

“Todos los que hemos venido, estamos profundamente emocionados, fue una experiencia entrañable, una experiencia de familia; una experiencia de arte, de música, de cultura, y tuvimos la satisfacción de mostrar nuestro hermoso y monumental patrimonio cultural musical nada menos que aquí, en Roma, la capital del orbe católico.

Fue una enorme satisfacción ver que nosotros tenemos las mismas capacidades que los otros países, pero que desgraciadamente no son conocidas”, así se expresó el monseñor Nicolás Castellanos luego de los conciertos que dio el Ensamble Hombres Nuevos durante tres días en la Ciudad del Vaticano y en Roma.

Un viaje realizado con el pretexto de celebrar al propio Castellanos por sus 25 años de trabajo en Bolivia con la Fundación Hombres Nuevos y que sirvió para que los niños y jóvenes del ensamble dejaran escuchar la música sacra boliviana y también piezas folclóricas.

La gira comenzó el martes, cuando tocaron para el papa Francisco en la audiencia general del Aula Paulo VI. Ahí tuvieron la oportunidad de saludar y conversar con el papa argentino, que los felicitó por la calidad de sus interpretaciones. 

“Una experiencia única tocar para él, espero que se repita muchas veces más”, dijo Álvaro González Rocha, violinista de Santa Ana; Alejandra Crispín, una de las coristas, de 14 años, manifestó que el viaje fue inolvidable porque pudieron conocer varias culturas, “cosas que nunca pensé haber conocido”.

Miguel Camacho, otro de los coristas que se unió al ensamble desde Francia, donde estudia, expresó: “Este viaje me ha mostrado muchas cosas, de las cosas que podemos hacer los bolivianos, y la verdad me dieron ganas de volver al país y trabajar con estos chicos”.
Adriana Manzano, flautista del ensamble, quedó impactada por la organización que tuvieron en el Vaticano y por el mensaje que dio el papa en su audiencia.

Histórico
La orquesta tocó en el Instituto Pontificio de Música Sacra, en la Iglesia Nuestra Señora de Montserrat y en la histórica iglesia romana San Ignacio de Loyola, construida en 1626. 

Las gestiones para este viaje fueron hechas por la embajada boliviana en el Vaticano, a cargo de Julio César Caballero. “Fue histórica la visita de los niños y jóvenes de Hombres Nuevos. Por primera vez se escuchó música barroca chiquitana en el Vaticano, y con el papa Francisco presidiendo la audiencia general”, indicó Caballero. 
El grupo regresó ayer por la madrugada a Bolivia