Destacadas

Incahuasi: la Iglesia de Sucre pide diálogo y solución

El paro cívico es contundente en la Capital, salvo algunas entidades que están trabajando a puertas cerradas. La actividad educativa es prácticamente nula, ya que el bloqueo de los chóferes lo impide.

Chuquisaca pide la conciliación de límites con Santa Cruz bajo las normas que rigen en el país y cuestiona la resolución ministerial 090/18 del Ministerio de la Presidencia y la reciente Ley de Límites promulgada por el presidente Evo Morales.

Monseñor Jesús Juárez, Arzobispo de Sucre en conferencia de prensa, manifestó buscar el dialogo y una solución adecuada:

Incahuasi es un tema que preocupa a todo chuquisaqueño, porque ahí encontramos nosotros los recursos naturales que son fundamentales para tener una digna subsistencia.

Yo creo que hay que continuar estudiando, haciendo los estudios técnicos que las personas entendidas deberían hacer para encontrar un camino justo y una solución adecuada.

Considero que lo que estamos viviendo es como una consecuencia de la falta de atención del Gobierno Central hacia nuestro querido Departamento. También nuestras autoridades tienen que velar por los intereses del pueblo y dar un paso atrás cuando se trate de intereses personales y políticos.

Aquí lo que interesa es el progreso, el desarrollo de nuestra querida Chuquisaca y, por tanto, unamos esfuerzos para que mediante un diálogo auténtico y sincero se pueda llegar a una feliz solución. Porque entre Departamentos hermanos no caben las peleas, sino más bien el entendimiento, la solidaridad y saber repartir equitativamente los bienes con que el Señor ha regalado a ambos Departamentos.

En este sentido también invoquemos al Espíritu Santo para que no haya enfrentamientos, no haya medidas que en lugar de hacernos progresar nos hagan retroceder. Y creo que ha llegado el momento en que la unidad del pueblo chuquisaqueño tiene que manifestarse. No puede haber en estos momentos divisiones entre los nacidos en este querido Departamento. Todos tenemos que hacer una justa causa y la reivindicación de aquello que por voluntad de Dios nos pertenece.

La Iglesia Católica debe estar junto a su pueblo y debe hacer todo lo posible para que las movilizaciones se conviertan en verdaderas propuestas para solucionar. Porque si hay algo que debemos impulsar, siguiendo las enseñanzas del Papa Francisco, es construir una nueva sociedad a base de la cultura, del dialogo, porque el enfrentamiento, los insultos, no nos llevan a ninguna parte.

Ojalá que se diga siempre la verdad y no se oculte al pueblo lo que realmente quiere y debe saber.

[Fuente: CENACOM]

[Imagen: Correo del Sur]