Santa Cruz

Espiritualidad Guaraní: Compilan y traducen escritos de Gabriel Siquier SJ

La Feria Internacional del Libro de Santa Cruz fue el escenario para la presentación del libro Ñande Tüpa Regua Ñandereko Rupi o Teología Guaraní que está basado en los escritos del P. jesuita Gabriel Siquier y bajo la compilación y traducción del investigador Elías Caurey.

EL padre Siquier vivió 40 años en la parroquia de Charagua, lapso de tiempo que le permitió compenetrarse en la cultura guaraní y aprender su idioma. Era  conocido como “Tiaröpiru”,  apodo que puede traducirse como “vieja flaca”, debido a su apariencia delgada, pero este sobrenombre indicaba un alto grado de aceptación dentro la población indígena.

A su muerte, el Padre Siquier dejó varios  manuscritos sobre diversos temas en los que de una manera muy didáctica explica la espiritualidad guaraní. 

 “La Compañía de Jesús ha tenido siempre mucho interés en que no se pierda todo el trabajo que hizo Gabriel Siquier para conocer la cultura y la religiosidad de los guaraní. Hay en los archivos en la biblioteca de la parroquia mucha cantidad de material porque Gabriel escribía muchas cosas”, afirmo el P. Javier Velasco, actual párroco de Charagua.

 Para trabajar sus escritos y presentarlos en un libro, la Compañía de Jesús encomendó este trabajo a Elías Caurey, sociólogo e investigador de origen guaraní, debido a su cercanía con esta cultura, es decir a su idioma, además este autor es cercano a la espiritualidad ignaciana.

“No se trataba ser simplemente un recuento histórico o alguna cosa así, sino una interpretación dentro del proyecto que era el encontrar las similitudes entre la religiosidad popular del pueblo guaraní  y el evangelio de Jesús para tratar de llegar a un acercamiento y una pastoral inculturada en el pueblo  guaraní”, aseveró el P. Javier Velasco.

En la presentación el Provincial de los jesuitas, Osvaldo Chirveches, agradeció a la editorial  Arakuaarenda, que depende de la Compañía de Jesús, por mantener el fuego que prendió el P. Gabriel Siquier y tratar de que “ilumine espiritualmente a toda esta cultura del Chaco boliviano”.

El libro está compuesto de dos partes, en la primera, el compilador hace una explicación del origen y las características de los manuscritos. La segunda parte es la traducción de los textos del padre Siquier que relatan  temas como la muerte, lo que existe en el más allá y la divinidad de la cultura del pueblo guaraní que habita dentro el territorio de Bolivia.