Internacional

El papa Francisco recibe a Nicolás Castellanos

Nicolás Castellanos (Mansilla del Páramo, 1935) obispo emérito de Palencia y misionero en Santa Cruz de la Sierra (Bolivia) desde enero de 1992, fue recibido por el Papa Francisco en la Audiencia General que se celebró ayer en la sala Pablo VI del Vaticano. El encuentro coincide con las bodas de plata de la puesta en marcha del Proyecto Hombres Nuevos, iniciativa solidaria y en favor de los pobres.

Algunos de esos voluntarios se encontraban ayer en Roma arropando a Nicolás Castellanos. Es el caso de la cántabra Cristina Pardo, que llegó a Santa Cruz de la Sierra en el año 1998 para tres meses y se quedó siete años, al principio como directora del Centro de niños malnutridos y después como directora de un grupo de niños y niñas que, gracias al baile y a la gimnasia rítmica, consiguieron importantes metas profesionales y personales. Tampoco faltaron las voluntarias palentinas Cristina Villegas y Chelines Blanco.

Todos esos recuerdos y esfuerzos se agolpaban ayer en la cabeza de Nicolás Castellanos: «Para mí este encuentro es el pórtico glorioso de los 25 años del Proyecto, que ha sido bendecido por el Papa, gracias a la iniciativa del embajador de Bolivia ante la Santa Sede, Julio César Caballero, a quien tampoco le duelen prendas a la hora de reconocer nuestro trabajo en su país».

Nicolás Castellanos y el empresario Julio Novillo ocuparon un lugar de honor en la sala de la Audiencia General, junto al grupo de músicos de la Orquesta de Hombres Nuevos, dirigidos por Rubén Dario Suárez y al coro Municipal de San Ignacio de Velasco, que interpretaron varias obras a lo largo del acto.

El grupo de niños y jóvenes músicos y cantores, muchos de ellos procedentes de la chiquitanía, la zona de Bolivia donde se encuentran las misiones jesuíticas, atrajeron casi tanto la atención de los asistentes como el actor y político americano Arnold Schwarzenegger, también presente en la Audiencia.