Beni Destacadas

Diálogo: Se dijo sin condiciones, pero ya estaba condicionado. Es posible el diálogo sincero y honesto para solucionar los problemas del país: Mons. Pesoa

En la sociedad que se jacta de ser democrática, los pobres son marginados, despreciados, manipulados, utilizados con fines egoístas

 

Teóricamente todos somos iguales en derechos, obligaciones y oportunidades, pero en la práctica hay corrupción, injusticia, falta de diálogo, muerte

 

Dios siempre toma como suya la causa de los pobres y humildes y desprecia a los orgullosos

 

No busquemos ser moralistas y culpabilizar para tranquilizarnos sino actuar con humildad para regresar a casa justificados

 

El Dios cristiano no es el Dios de las apariencias, oye el grito desesperado del que sufre a causa de las malas acciones del mismo ser humano

 

Hago llegar mi oración al Dios de la vida por aquel hermano que perdió la vida en Puerto Quijarro a causa del conflicto

 

Domingo, día mundial de las misiones es la oportunidad de revisar nuestro modo de relacionarnos con Dios

 

Colaboremos económicamente con la Iglesia Misionera y orando por todos los misioneros y misioneras

 

 
Homilía de Mons. Aurelio Pesoa, O.F.M.
Obispo del Vicariato Apostólico del Beni
Presidente de la Conferencia Episcopal Boliviana
23 de octubre de 2022 (C)
Ser testigos del Evangelio
Lc. 18, 9-14

 

Link para ver la Homilia de Mons. Aurelio Pesoa, O.F.M.

 

El Señor nos dice: “Sin mí nada pueden hacer”

1.- La Palabra de Dios nos presenta dos actitudes de comportamiento frente a Dios: la humanidad del publicano y la soberbia del fariseo.  Dos lecturas nos exhortan a cultivar el don de la humildad y la pobreza de espíritu frente a Dios, y recordar que el Señor nos dice: “Sin mí nada pueden hacer

Dios siempre toma como suya la causa de los pobres y humildes y desprecia a los orgullosos

La primera lectura nos habla de la justicia de Dios, Él escucha las súplicas de los humildes.  Nos recuerda además que Dios siempre toma como suya, la causa de los pobres y humildes y desprecia a los orgullosos.  Nuestro Dios es un Dios que mira y asume la historia humana y toma posición decidida a favor de la justicia, de los más pobres y humildes.

Dios es justo y su justicia es para con toda persona que sufre cualquier estado de injusticia

El libro del Eclesiástico no revela que: de la oración, la súplica y el grito de los pobres se ocupa Dios.  Él no hace oídos sordos a los gritos de súplicas del huérfano y la viuda.  Él sale a favor del pobre que suplica.  Él se compadece del pobre y del indigente.  Dios es justo y su justicia es para con toda persona que sufre cualquier estado de injusticia.

Dios acoge la oración del humilde, Dios no discrimina

Dios está del lado de la persona que sufre por causa diversas.  Él acoge la oración del humilde, y de quien no se compara con nadie, sino que reconoce su pequeñez y por eso pone su confianza y esperanza no en su propio poder o fuerza, sino únicamente en la misericordia y la compasión de Dios.  Dios no discrimina.

Teóricamente todos somos iguales en derechos, obligaciones y oportunidades, pero en la práctica hay corrupción, injusticia, falta de diálogo, muerte

La realidad humana, como sabemos, es muy diferente.  La sociedad y los grupos humanos desprecian y discriminan.  Teóricamente, en ella todos somos iguales, con los mismos derechos, obligaciones y oportunidades, pero en la práctica la realidad es diferente, hay corrupción, tráfico de influencia, injusticia, mentira, muerte, hay falta de dialogo, el dialogo nos cuesta y se aleja cada vez más en nuestras relaciones, recordemos sin dialogo no habrá entendimiento.  Estamos llamados a respetarnos y valorar la vida de todos.

En la sociedad que se jacta de ser democrática, los pobres son marginados, despreciados, manipulados, utilizados con fines egoístas

La sociedad actual se jacta de ser democrática y de proporcionar participación real a los pobres y necesitados, pero en la realidad es precisamente a los pobres a quienes se los margina y desprecia, se los manipula, son utilizados con fines egoístas.

No busquemos ser moralistas y culpabilizar para tranquilizarnos sino actuar con humildad para regresar a casa justificados

Ante estas dos realidades: la realidad del Dios en quien creemos y esperamos, y la de la sociedad en que vivimos, debemos buscar situarnos no con una actitud meramente moralista de condena y absolución o que busca culpabilizar para tranquilizarse, momentáneamente, sino con la actitud humilde del publicano del evangelio que reza diciendo: “Dios mío, ten piedad de mí, que soy un pecador” El Señor nos dice hoy que aquel hombre arrepentido regresó a casa justificado.

Diálogo: Se dijo sin condiciones, pero ya estaba condicionado. Es posible el diálogo sincero y honesto para solucionar los problemas del país

2.- En los días de la semana pasada se ha escuchado frecuentemente la palabra diálogo, por el conflicto que se vive en el país. Aunque se habló de dialogo, pero éste no llegó todavía, se dijo sin condiciones, pero que ya estaba condicionado.  Sin embargo, y a pesar de las adversidades y dificultades que vemos, estamos llamados, como Iglesia de Dios, a no perder la esperanza y creer que todo es posible si hay verdadera voluntad de los actores y, que es posible el dialogo sincero y honesto para superar y solucionar los problemas del país.

El Dios cristiano no es el Dios de las apariencias, oye el grito desesperado del que sufre a causa de las malas acciones del mismo ser humano

El Dios cristiano no es el Dios de las apariencias, ni de las comparaciones con otros.  Es el Dios que oye el grito desesperado del que sufre a causa de las malas acciones y decisiones del mismo ser humano.  Todos los gritos son escuchados por Dios, que es justo, y que en su justicia no se parcializa contra el pobre ni contra el humilde.

El publicano se arrepiente, pide perdón y comienza su salvación, el Fariseo se muestra arrogante y orgulloso y no vuelve justificado por Dios a su casa.

La parábola del fariseo y del publicano, toca el tema de la oración y de la relación con Dios, que debe tener el ser humano.  El publicano a pesar de su mala conducta, estafador, corrupto o ladrón se pone frente a su propia verdad y pide perdón.  Con su oración comienza su salvación y Jesús elogia su modo de proceder, no por lo que haya hecho antes, sino a partir de aquel momento de arrepentimiento, toma conciencia del mal que ha hecho y pide perdón.  El fariseo por el contrario se muestra arrogante y orgulloso, él no volvió justificado por Dios a su casa. ¿Vivo realmente el don de la humildad en mi relación con Dios y los hermanos?

Hago llegar mi oración al Dios de la vida por aquel hermano que perdió la vida en Puerto Quijarro a causa del conflicto

3.- A raíz de los acontecimientos violentos y doloroso en la población de Puerto Quijarro hago llegar mi oración al Dios de la vida por aquel hermano que perdió la vida a causa del conflicto, y mis condolencias a su familia.  Me uno al comunicado del Obispo de la Diócesis que peregrina en San Ignacio de Velasco, quien de manera real afirma:

“Al realizar el próximo CENSO de Población y Vivienda, sea cuando sea, habrá por lo menos uno menos para contar. Y a hay una víctima fatal por los choques violentos registrados en Puerto Quijarro, un hombre con familia y aspiraciones, ahora sin futuro alguno

“Condenamos la violencia, que es inaceptable, bajo cualquier pretexto, ideología o fin, especialmente por fines políticos. Esperamos que este hecho y cualquier otro sea esclarecido en todos sus detalles, y que los responsables tengan que rendir cuentas a la sociedad, como algún día tendrán que hacerlo ante el Señor, Juez de vivos y difuntos

“Exhortamos a todos que mantengan la calma y que renuncien al empleo de la violencia. Pidamos a quienes bloquean y a quienes quieren desbloquear, que compartan un momento de oración y un refrigerio para dialogar y compartir sus verdades

Domingo, día mundial de las misiones es la oportunidad de revisar nuestro modo de relacionarnos con Dios

4.- Este domingo la Iglesia Católica celebra en el mundo católico entero el día mundial de las Misiones.  El lema de este domingo dedicado a las Misiones es: “Serán mis testigos” como testigos del evangelio, es la oportunidad para revisar nuestra relación con Dios que se manifiesta con nuestro modo de relacionarnos con Él.  Nos desafía hoy el Señor cuando nos dice: “Todo el que se enaltece será humillado y el que humilla será enaltecido” (Lc 18, 14)

Colaboremos económicamente con la Iglesia Misionera apoyando a todos los misioneros y misioneras

Colaboremos con la Iglesia Misionera en este día, haciendo nuestra aportación económica para que la Iglesia siga cumpliendo su misión evangelizadora, apoyando a todos los misioneros y misioneras en especiales dificultades, y orando por todos ellos para que la alegría del Evangelio sea siempre la fuerza imparable de su entrega y sigan siendo testigos fieles de Jesucristo y del Evangelio.

Así sea