Santa Cruz

Después de 17 años en Santa Cruz, el Padre Gerardo regresa a Brasil

Con 79 años de edad y después de haber servido durante 17 años a la Iglesia Cruceña, el Padre Gerardo  Bogoni regresa a su natal Brasil donde será maestro de novicios en su congregación y capellán de un hogar de ancianos.

Llegó a Santa Cruz el año 2.000 y fue Vicario Parroquial en la Parroquia Espíritu Santo durante 3 años para después asumir como párroco. Así mismo ha sido, desde el mismo año de su llegada, capellán del hospital Japonés. Han pasado 17 años y la congregación de religiosos de Padres Camilos a la que pertenece le ha asignado una nueva misión, esta vez en su natal Brasil.

Este domingo, durante la Eucaristía de posesión del nuevo párroco de la Parroquia Espíritu Santo, el Padre Gerardo aprovecho para tomar la palabra y despedirse de toda la comunidad asegurando que está inmensamente agradecido por las muestras de cariño y el tiempo de compartir la vida en la parroquia.

El clérigo no ocultó su emoción al punto de la lagrimas; de la misma manera los feligreses que compartieron con él durante tantos años expresaron su tristeza por la despedida al punto que el propio Arzobispo recordó que la vida de los religiosos es de esa manera y que tienen que partir a diferentes destinos como misioneros en el servicio a Dios.

A nombre de toda la Arquidiócesis de Santa Cruz, los Obispos, el Presbiterio, la vida consagrada y los laicos, desde el Arzobispado de esta Iglesia local, agradecemos a Dios por la vida de este auténtico hombre de Dios con verdadero corazón de pastor, que ha sabido servir con fidelidad al pueblo de Dios en la comunidad que se le encomendó.

Su grandeza espiritual, palpable en su silencio y prudencia, su disposición a escuchar y su palabra sabia, han enriquecido la vida de quienes han tenido la gracia de conocerlo.

¡Dios le pague Padre Gerardo!