Análisis

Yatiris viajan a New York

Me sorprendió mucho, ayer lunes no ver en el “Entierro del Pepino-Chorizo-Sin Calzón” a mis amigos yatiris y a algunos altos funcionarios del Estado sabiendo que nuestro famoso y humilde pierrot y pie noir criollo fue el primer promotor de sus alegrías carnavalescas.

Llamé a la mujer de Wayruru para decirle mi extrañeza por la ausencia del brujo andino y fue ella quien me dio la noticia primicial acerca del viaje del presidente Evo a New York sede de las Naciones Unidas –acompañado por una “nutrida” comitiva para celebrar el comienzo del Año de la Quinua.

La mujer de Wayruru (que también es roja y negra) me contó que el presidente Evo siempre que viaja a New York lo hace acompañado de yatiris porque está seguro de que la CIA y el FBI recurren a agentes especiales negros que lo embrujan recurriendo a la Magia Negra, maligna acción que es contrarrestada por nuestros eficaces yatiris; de ahí que mis amigos Calimán, Titirico y Wayruru se encuentran protegiendo a Evito.

La mujer de Wayruru me contó que Evito ha dispuesto aprovecharse de la inauguración del Año de la Quinua para promover internacional y nacionalmente su figura como candidato presidencial por el periodo 2014 con prolongación hasta el año 2025, Bicentenario de la fundación de la República.

La misma señora (bastante comunicativa, para no llamarla parlanchina) me contó que el aparato propagandístico del Gobierno, millonario y eficaz, y el embajador Sacha Llorenti designarán a Bolivia el país de la Quinua, descartando de un plumazo a Perú, Estados Unidos y otros países que manejan cifras superiores desde hace muchos años.

De acuerdo al plan, el presidente Evo será proclamado “King of Quinoa” título que en castellano quiere decir “El Rey de la Quinua”.

Naturalmente, la noticia de que nuestro presidente vitalicio sea, además “El King of The Quinoa”, me alegró muchísimo y festejé el doble título a mi manera, o sea, lanzando mi grito de mariachi de ay, ay, ay ayyyy y Jalisco no te rajes… lanzándome eufórico sobre mi sobria compañera a quien le desaté las trenzas y bañé con mixtura y confites, animándola a salir por las calles al grito de “¡Viva el King de la Quinoa!”, porque quinoa se llama en Estados Unidos donde la Quinoa Corporation industrializa nuestro rico y humilde grano que nosotros exportamos como materia prima.

Envío una copia de esta crónica al Tribunal Constitucional para que pudiera servir de apoyo a la tesis de que el King of the Quinoa sea designado presidente vitalicio del Estado Plurinacional, Multicolor y Folklórico.