Santa Cruz

VICARIATO ÑUFLO DE CHÁVEZ CELEBRA EL II ANIVERSARIO DE LA MISIÓN PERMANENTE

El Vicariato Ñuflo de Chávez celebrará el domingo  22 de Octubre en la localidad de San Ramón el II Aniversario del Lanzamiento de la Misión Permanente, según se anuncia el boletín digital Mensajero.

“Unidos a todo el pueblo orante, confiamos a María, Madre de Dios y Madre nuestra, primera discípula y misionera al servicio de la vida, del amor y de la paz, nuestro segundo aniversario de la misión permanente para que nuestra Iglesia del Vicariato Ap. Ñuflo de Chávez tenga siempre un rostro lleno de alegría, de ímpetu y audacia evangelizadora”, pide  P. Bernardo Falkus , en esta celebración del Segundo aniversario de la Misión Permanente.

Asimismo P. Falkus pide recordar lo que dice V Conferencia General del Episcopado Latinoamericano y del Caribe – Aparecida sobre la Misión Permanente:

“La primera invitación que Jesús hace a toda persona que ha vivido el encuentro con Él, es la de ser su discípulo, para poner sus pasos en sus huellas y formar su comunidad. ¡Nuestra mayor alegría es ser discípulos suyos!

Discípulo es el que habiendo respondido a este llamado, lo sigue paso a paso por los caminos del Evangelio. Identificados con el maestro, nuestra vida se mueve al impulso del amor y en el servicio a los demás.

El llamado a ser discípulos-misioneros nos exige una decisión clara por Jesús y su Evangelio, coherencia entre la fe y la vida, encarnación de los valores del Reino, inserción en la comunidad.

En nuestro servicio pastoral, invitamos a dedicarle más tiempo a cada persona, escucharla, estar a su lado en sus acontecimientos importantes y ayudar a buscar con ella las respuestas a sus necesidades.

Jesús invita a todos a participar de su misión. Ser misionero es ser anunciador de Jesucristo con creatividad y audacia en todos los lugares…
Seamos misioneros del Evangelio no sólo con la palabra sino sobre todo con nuestra propia vida…

Conocer a Jesucristo por la fe es nuestro gozo, seguirlo es una gracia, y transmitir este tesoro a los demás es un encargo que el Señor, al llamarnos y elegirnos, nos ha confiado”.