Internacional

VATICANO: SACERDOTES DEBEN EVITAR QUE NACIONES CAIGAN EN NUEVO ATEÍSMO

El Prefecto de la Congregación para el Clero, Cardenal Mauro Piacenza, recordó a los sacerdotes su llamado a la santidad y los exhortó a trabajar por la nueva evangelización para evitar que las naciones cristianas caigan en un nuevo tipo de ateísmo.

“Las naciones cristianizadas ya no sienten la tentación de ceder a un ateísmo genérico (como en el pasado), sino que corren el riesgo de ser víctimas de ese particular ateísmo que viene de haber olvidado la belleza y el calor de la Revelación Trinitaria”, advirtió el Purpurado en la carta publicada con ocasión de la Jornada Mundial de Oración para la Santificación del Clero.

El Cardenal dijo que en este contexto, son los sacerdotes los que “deben encauzarlo todo hacia la Comunión Trinitaria: sólo a partir de esta y adentrándose en esta, los fieles pueden descubrir verdaderamente el rostro del Hijo de Dios y su contemporaneidad, y pueden verdaderamente llegar al corazón de todo hombre y a la patria a la cual todos están llamados”.

Indicó que solo así se podrá “ofrecer de nuevo a los hombres de hoy la dignidad del ser persona, el sentido de las relaciones humanas y de la vida social, y la finalidad de toda la creación”.

La autoridad vaticana recordó que con su ordenación, el sacerdote aceptó no sólo la invitación a santificarse, sino también a convertirse en ministro de santificación. “No podemos santificarnos sin trabajar para la santidad de nuestros hermanos, y no podemos trabajar para la santidad de nuestros hermanos sin que antes hayamos trabajado y trabajemos para nuestra santidad”, señaló.

Sin embargo, lamentó los “escándalos graves” que crearon también sospechas sobre sacerdotes honestos y coherentes.

“Como ministros de la misericordia de Dios, sabemos, por tanto, que la búsqueda de la santidad siempre se puede retomar, a partir del arrepentimiento y el perdón. Pero a la vez sentimos la necesidad de pedirlo, cada sacerdote, en nombre de todos los sacerdotes y para todos los sacerdotes”, expresó.

En ese contexto, el Cardenal Piacenza destacó la importancia del Año de la Fe convocado por el Papa Benedicto XVI y afirmó que “no será realmente posible ninguna nueva evangelización si los cristianos no somos capaces de sorprender y conmover nuevamente al mundo con el anuncio de la Naturaleza de Amor de Nuestro Dios, en las Tres Divinas Personas que la expresan y que nos hacen partícipes de su misma vida”.

“El mundo de hoy, con sus laceraciones cada vez más dolorosas y preocupantes, necesita al Dios-Trinidad, y anunciarlo es la tarea de la Iglesia. La Iglesia, para poder desempeñar esta tarea, debe permanecer indisolublemente abrazada a Cristo y no dejar nunca que se le separe de Él: necesita santos que vivan ‘en el corazón de Jesús’ y sean testigos felices del Amor Trinitario de Dios. ¡Y los Sacerdotes, para servir a la Iglesia y al mundo, necesitan ser santos!”, expresó.