Internacional

VATICANO RESPONDE A “NUEVAS FORMAS DE PECADO” CON MISERICORDIA

ROMA, El oficial de la Penitenciaría Apostólica del Vaticano, Mons. Gianfranco Girotti, encargado de los asuntos de conciencia y de las administraciones de indulgencias en el Vaticano, explicó que ante las “nuevas formas de pecado” la Iglesia ofrece una respuesta con misericordia, bondad y caridad.

En una entrevista concedida a ACI Prensa, Mons. Girotti indicó que estas nuevas formas se organizan en torno a las drogas, los impuestos, los compromisos civiles, el aborto, y la bioética.

“Nosotros queremos hacer vivir y relanzar este concepto de que la Iglesia es sobre todo miseridordia, está sobre todo abierta a la bondad y la caridad”, recordó Mons. Girotti.

Explicó que la Penitenciaría Apostólica en materia de bioética recibe un aluvión de consultas, “vienen muchas cuestiones sobre todo de bioética”, y “nosotros damos las orientaciones, damos las indicaciones, pero solo damos respuesta a casos concretos y reales”. “Dar respuesta a preguntas de carácter general sobre bioética no es su tarea”, puntualizó.

En referencia al aborto, recordó que es el Obispo quien está en facultad de absolverlo, y éste, puede delegar esta labor a los sacerdotes en ciertas ocasiones.

El Prelado expresó que su trabajo es realmente reconfortante, porque “a través de nuestros recursos, podemos dar a las conciencias la tranquilidad, la serenidad”.

“Quien viene a la penitenciaría quiere decir que ha sido tocado por la gracia del Señor”, significa que “quiere volver a estar en la gracia de Dios”, y por ello nosotros “nos alegramos de poder ofrecer justamente este servicio de misericordia, de piedad, y de caridad”, afirmó.

El oficial indicó que el secreto y la celeridad son las dos notas características de su dicasterio pues la finalidad principal es otorgar la indulgencia al arrepentido para estar en gracia junto al Señor.

Cambios en la Penitenciaría

El Archivo Histórico de la Penitenciaría Apostólica disfruta de nuevos cambios. Será posible consultar los documentos conservados desde 1974 y que hasta hace poco estaban en el depósito en el edificio apostólico. Hasta el momento, una parte de estos eran custodiados en el archivo secreto vaticano, y solo eran accesibles a estudiosos con previa autorización.

El 18 de noviembre se abrió por primera vez al público la parte de los archivos referida a su dimensión externa, cuyos documentos relatan la historia del dicasterio, su desarrollo, crecimiento, y finalidad.

Mons. Girotti explicó que el Papa Benedicto XVI tuvo que ver gran parte en este novedoso paso.

“Esto lo que ponemos al alcance de la mano, gracias a la sensibilidad del Santo Padre, quien quiso que abriésemos estos archivos para hacer ver cuál es la contribución de la penitenciaría a la Iglesia Católica”, concluyó.