Internacional

“URKUPIÑA”, ADVOCACIÓN MARIANA DE LA UNIDAD NACIONAL EN BOLIVIA

En su saludo afectuoso a los peregrinos de lengua española que participaron el domingo 24 de junio en la oración mariana del ángelus con el Santo Padre, Benedicto XVI saludó de modo particular a los miembros de la comunidad boliviana en Italia, que se habían dado cita en la Plaza de San Pedro.

En efecto, al recordar que la Iglesia celebraba ese día la Natividad de San Juan Bautista, precursor del Señor, Su Santidad dijo que “quien fue la voz que dio a conocer a Cristo, Cordero que quita el pecado del mundo, nos sigue invitando hoy a escuchar y a acoger la divina Palabra, de la que él mismo dio testimonio, incluso con el derramamiento de su sangre”.

El Papa confió estos propósitos a la Santísima Virgen María, a la que ese domingo invocó bajo “los gloriosos títulos” de Copacabana y Urkupiña.

Hemos conversado con el Sr. Reinaldo Parra, de la comunidad boliviana en Roma, quien ante todo nos manifiesta su alegría y satisfacción por haber participado en este encuentro con Benedicto XVI. También nos relata el nacimiento de esta tradición y nos comenta que esta devoción está extendiéndose más allá de las fronteras bolivianas, por lo que se espera, un día, denominarla “Virgen de la unidad Latinoamericana”.