Internacional

UN OBISPO CONGOLEÑO DENUNCIA LOS ATAQUES DE LOS MONOS

 “Se protejan los seres humanos no sólo la naturaleza”

(ÁFRICA) Su excelencia, monseñor Joseph Mokobé, obispo de Basankusu, la capital de la provincia de Equateur, en el noroeste de la República Democrática del Congo, ha protestado contra la inseguridad causada por los monos Bonobo, después de un nuevo episodio de ataque contra los seres humanos.

De acuerdo con la Agencia DIA de Kinshasa, el 3 de agosto, tres personas fueron hospitalizadas en Basankusu con heridas tras un asalto por un grupo de monos Bonobo, en la reserva Elonda.

Los monos han mutilado la cara de los tres guardabosques. Los médicos fueron capaces de estabilizar a los heridos a la espera de una posible evacuación de Kinshasa. El incidente ha despertado interés entre la población. Una multitud se congregó frente al hospital general de Basankusu y preguntó si era cierto que el contrato de trabajo de los guarda parques en reservas les prohibe defenderse de los monos en el caso de agresión.

Moseñor Mokobé recordó que el sucedido el 3 de agosto, no es el primer caso de agresión por parte de los monos. El pasado mayo, un guardia resultó herido en circunstancias similares. El obispo de Basankusu instó a las autoridades a proteger no sólo los recursos naturales, sino también a los seres humanos en primer lugar. Con el ataque del 3 de agosto, ya son cinco los casos de víctimas de agresión por parte de los Bonobo.

Según la DIA los monos Bonobo, no serían una especie rara. Hace unos tres años, una ONG internacional, en colaboración con el gobierno congoleño ha procedido a mover a los Bonobo, en un sector de la selva a 10 km de su hábitat natural, con el fin de “proteger a estas especies raras”.

Una operación, dijo la DIA, que provocó la evacuación de más de 250 familias que ocupaban el área de la selva desde hace más de un siglo.