Cochabamba Destacadas

Texto integral de la intervención del Arzobispo de Cochabamba, Oscar Aparicio, en el Sínodo para la Amazonía

Presentamos el Texto integral de la intervención del Arzobispo de Cochabamba, monseñor Oscar Aparicio en el Sínodo Amazónico. Cada padre sinodal tiene cuatro minutos para hacer su intervención y los padres sinodales y otros participantes son 280.


Los pueblos y comunidades amazónicas de Bolivia han presentando una constante: desde hace mucho tiempo atrás cuando se refieren a la Iglesia, o a los Obispos, nos dicen de forma clamorosa AYUDA.

Son innumerables las necesidades identificadas. Junto a mis hermanos Obispos de Bolivia las iremos anotando. Sin embargo, antes, debo hacer notar la gran expectativa y esperanza que las comunidades amazónicas aguardan de este Sínodo.

He aquí algunos de los pedidos:

  • Es necesario poseer una seguridad territorial y apoyar en la titulación de las Tierras Comunitarias de Origen.
  • El cuidado de las tierras comunitarias, áreas protegidas y otros espacios además de la preservación de los bienes de la madre tierra por una ecología integral.
  • Mayor presencia de la Iglesia en las comunidades indígenas para acompañar y proteger a estas poblaciones amenazadas por el Estado y de terceros, como ser: sectores ganadores, mineros, colonos y otros.

Esto me obliga a anotar el grave y delicado trasfondo que subyace en esta realidad, siendo al mismo tiempo muy contrarias al modo de vivir y cuidar la amazonia del cómo lo hacen las comunidades o pueblos amazónicos.

  • Las políticas extractivitas, se han ido convirtiendo en una depredación inescrupulosa y dañina a la zona.
  • La desforestación para negocio de madera y la habilitación de campos de cultivo, sobre todo de coca. La coca deteriora la tierra de tal manera que esa tierra queda inservible.
  • La colonización (sobre todo de las culturas aimaras y quechuas), no solo tiene desconocimiento de la zona sino que, tampoco toma en cuenta el modo y el cómo las comunidades amazónicas cuidan la tierra, la flora y la fauna. Estos grupos foráneos poseen otro modo de ser y vivir que contrastan con los lugareños; sobre todo son colonos a los que también se puede denominar cocaleros y el gobierno de Bolivia les llama interculturales.
  • Por último, la construcción de carreteras pese a un daño ambiental muy severo para la zona, especialmente en la zona del Tipnis (Territorio indígena y parque nacional Isiboro-Sécure), y pese a la resistencia de comunidades amazónicas sigue con su voraz objetivo.

Compromisos:

  • A nivel nacional: crear y llevar adelante un Observatorio eclesial dedicado exclusivamente a la zona amazónica.
  • A nivel de Iglesia local: impulsar que el Chapare (zona amazónica en la Arquidiócesis de Cochabamba), tenga mayor atención pastoral e impulsar una nueva jurisdicción eclesiástica, ya que presenta características propias.

Mons. Oscar Aparicio Céspedes
Cochabamba – Bolivia