Internacional

TEÓLOGOS Y AGENTES PASTORALES REFLEXIONARON SOBRE “LA FE” Y “PROYECCIONES Y DESAFÍOS DE APARECIDA”

Temas sobre la fe y los desafíos de Aparecida se abordaron en profundidad, en el II Encuentro Teológico-pastoral realizado en Concepción y que reunió a representantes de 16 diócesis, entre el 23 y 25 de agosto.

El tema de La Fe estuvo a cargo del padre Sergio Silva ss.cc., a partir de la cual los participantes se reunieron en mesas de trabajo para profundizar desde lo propuesto en la ponencia, aportar distintas miradas, y enriquecer la reflexión teológica.

Consultado al respecto, el expositor destacó algunos puntos de su ponencia, indicando que “antes la fe se entendía más bien como un acto intelectual, como un conocimiento. Se insistía mucho en la dimensión sobrenatural de la fe, era creer las verdades sobrenaturales que no las podíamos conocer por vía natural, necesitábamos una revelación de Dios para conocerlas y creerlas. Pero ahora la fe se entiende como un encuentro personal, cosa que me parece muy importante. Otro punto que subrayo es que el Concilio Vaticano II ha vuelto a insistir y recuperar lo que se llama el sentido de fe de los fieles, es decir, que en la Iglesia todos somos fundamentalmente iguales por el bautismo, un pueblo de personas que tienen la misma dignidad, y al interior de ese pueblo de iguales hay funciones diversas al servicio de un conjunto. Durante muchos siglos la teología y la práctica de la Iglesia habían mirado más bien la teología desde el sacramento del orden, entonces era una cuestión más bien piramidal: Dios, Cristo, el Papa, los obispos, el clero, los fieles. Ahora la idea, bíblica por lo demás, es un pueblo de hermanos donde hay personas que ejercen funciones al servicio de, como Jesús que dijo que él no había venido a ser servido sino a servir. El carácter de Rey que tiene Jesús, el Rey Mesías, el Ungido de Dios se manifiesta en el servicio, lo único que hace Jesús en su ministerio público es servir, no ejerce ningún poder, y sirve concretamente a las necesidades de la gente, de su prójimo”.

Durante la tarde del viernes se realizó un paseo, ofrecido especialmente a los participantes de otras diócesis para que conocieran los atractivos de la capital penquista. Cerca de las 18:30 horas se retomó el trabajo en el Aula Magna de la Universidad Católica de la Santísima Concepción, con la segunda conferencia pública “Aparecida; proyecciones y desafíos”, expuesta por el Dr. Juan Carlos Inostroza, director del Instituto de Teología de la UCSC.

Al finalizar, y a modo de resumen sobre lo expuesto, el profesor Inostroza dijo “partí analizando cuáles eran los desafíos que el documento mismo tenía y era conciente, y luego las proyecciones que planteaba, y cómo algunas de ellas habían sido recibidas o no. Entonces, en este punto hay tres contribuciones claras. Primero, que Aparecida da gran importancia a la religiosidad popular, lo que no ha bajado lo suficientemente bien a las orientaciones pastorales latinoamericanas ni a las conferencias episcopales locales. Segundo, la importancia del espacio público de la fe, algo en lo cual ha insistido muchísimo el Papa Benedicto XVI, que la Iglesia latinoamericana siempre ha tenido pero que necesita revitalizarse. Tercero, la contribución de una sugerencia de cómo dialogar con las culturas indígenas, a través del modelo de cómo dialogó Israel con las culturas y sabidurías de su entorno, cómo hizo un discernimiento de esa sabiduría humana y religiosa y la adaptó a su propia experiencia religiosa, es decir, revisó todo y se quedó con lo compatible con la fe bíblica. Eso debemos hacer nosotros también en América Latina, para que se inculture la fe. El gran desafío pastoral de la Iglesia latinoamericana es cómo ir a ese 90 por ciento de cristianos que de alguna manera se mantienen más o menos alejados de la fe. En este sentido, creo que los datos y criterios expuestos nos ayudan”.