Internacional

Solidaridad activa con víctimas de incendio

( Valparaiso / Chile ) El pasado jueves 14 de febrero un voraz incendio afectó a un amplios sectores de Valparaíso, como Rodelillo y La Planchada, causando graves daños materiales, pérdidas y sufrimiento a cientos de familias. Según el diagnóstico hay alrededor dos mil damnificados, 150 viviendas destruidas por el fuego y decenas de fuentes de trabajo, como talleres, pequeños almacenes y herramientas perdidas.
       
Monseñor Gonzalo Duarte ha agradecido “vivamente a los sacerdotes, diáconos, consagrados y consagradas y agentes pastorales que han trabajado tarde y noche en auxiliar a las familias afectadas por el terrible incendio”. También agradeció a las autoridades regionales, provinciales y comunales por su pronta asistencia en la emergencia. Y expresó su especial gratitud a la ONEMI, a Bomberos, Carabineros, Investigaciones, Fuerzas Armadas y a los cientos de voluntarios que han colaborado en la emergencia.

El obispo solicitó que en las misas de todas las capillas e iglesias del fin de semana pasado se realizara una segunda colecta destinada exclusivamente a la ayuda a los damnificados. Y ha hecho un llamado a la comunidad a concretar su ayuda a través de aportes a la Cuenta Corriente de Banco de Chile No. 103-47540-00 a nombre de OBISPADO DE VALPARAÍSO. Asimismo, las comunidades parroquiales, agentes pastorales, grupos juveniles y voluntarios de la diócesis se encuentran realizando desde el mismo jueves 14, campañas solidarias que han permitido apoyar a las familias damnificadas con vestuario, alimentos, enseres de hogar y kits sanitarios, junto al acompañamiento espiritual.

Con ello, la Iglesia diocesana ha contribuido al intenso trabajo que realizan las autoridades locales, regionales y nacionales, y representantes de diversas instituciones de la sociedad civil, así como muchas personas y familias, para abordar esta grave emergencia.

Ana María Carvacho, directora de Pastoral Social Caritas de Valparaíso ha estado animando y coordinando la acción solidaria, en contacto con las autoridades y profesionales del municipio y de distintos servicios públicos a fin de optimizar el apoyo a las familias. El padre Pedro Nahuelcura, párroco de la Parroquia Corazón de María, Capellán de Bomberos e integrante del Comité Regional de Emergencias, ha tenido un intenso trabajo en estos días, participando junto a representantes de diversas entidades públicas y privadas, en las tareas de control de los incendios, visitando a las familias y canalizando la solidaridad hacia quienes más lo requieren.

Durante el fin de semana recién pasado, Ana María Carvacho, el padre Pedro Nahuelcura y el Director Nacional de Pastoral Social Caritas, Lorenzo Figueroa, han visitado los sectores afectados y a las familias albergadas. También han sostenido reuniones en terreno con profesionales del Ministerio de Desarrollo Social y con el Director Regional de la ONEMI, Guillermo de la Maza, a fin de establecer cuáles serán los aportes más necesarios en una segunda etapa de trabajo frente a esta emergencia.

Guillermo de la Maza, coincide con la mirada de la Iglesia y la Pastoral Social diocesana, en el sentido que las necesidades del primer momento ya se encuentran cubiertas y que hoy es necesario afinar los catastros y diagnósticos que están realizando los especialistas y técnicos y prepararse para acompañar a la comunidad en un segundo momento, en que se deberá apoyar a las familias en la búsqueda de soluciones definitivas, complementando las medidas gubernamentales como subsidios a propietarios y arrendatarios y apoyos a emprendimientos laborales. Lorenzo Figueroa ha señalado que durante “las semanas y meses que se aproximan será muy importantes apoyar la habilitación de soluciones habitacionales y laborales, además del acompañamiento psicosocial y espiritual a las familias, contando con la participación de las comunidades afectadas. En este período será fundamental mantener viva la solidaridad del conjunto de la Iglesia y la sociedad con las familias porteñas damnificadas.”

Este lunes 18 de febrero, se realizó una nueva reunión de coordinación encabezada por Mons. Gonzalo Duarte García de Cortázar, Obispo de Valparaíso, Ana María Carvacho, Directora de la Pastoral Social, el Padre Pedro Nahuelcura, el Padre Carlos Barra párroco de Rodelillo, Padre Antonio Perón y el Laico Misionero Columbano Kevin Schres. En esta instancia se evaluó lo realizado por las diversas comunidades eclesiales, constatándose el trabajo permanente en terreno, el acompañamiento espiritual a las familias damnificadas, la labor de apoyo en los centros de acopio, el despeje de escombro y la disponibilidad a los diversos requerimientos que los organismos responsables de la emergencia han solicitado. Además, en la reunión se unificaron criterios de procedimientos para la segunda fase de la emergencia que consiste en el periodo de la reconstrucción y habilitación de las familias de los sectores afectados.