Destacadas Santa Cruz

Sergio Gualberti: Santa Cruz no te dejes vencer por el mal, más bien derrota al mal con el bien

 El Arzobispo de Santa Cruz, Mons. Sergio Gualberti a su  retorno del Sínodo de la Amazonia realizado en Roma, junto con los obispos auxiliares; Mons. Estanislao Dowlaszewicz y Mons. René Leigue,  ha emitido un MENSAJE PASTORAL AL PUEBLO DE DIOS  QUE PEREGRINA EN SANTA CRUZ “NO TE DEJES VENCER POR EL MAL, MAS BIEN DERROTA AL MAL CON EL BIEN”.

MENSAJE PASTORAL AL PUEBLO DE DIOS QUE PEREGRINA EN SANTA CRUZ

“NO TE DEJES VENCER POR EL MAL, MAS BIEN DERROTA AL MAL CON EL BIEN”

(Rom. 12, 21).

Queridos hermanos y hermanas, a mi retorno del Sínodo de la Amazonia realizado en Roma, junto con mis hermanos obispos auxiliares les trasmito el saludo, la bendición y el deseo de paz del Papa Francisco. “¡La paz sea con ustedes!” Este es el primer saludo del Resucitado.

Y es el espíritu de paz que, en estos días difíciles, resalta en el pueblo cruceño, así como la unidad en torno a los valores democráticos, el sentido fraterno, los gestos concretos de solidaridad, hospitalidad y de buena vecindad, como la olla común, además del compromiso de su dirigencia y la participación activa de la juventud, consciente de su protagonismo en el presente y futuro de Bolivia.

Como Pastor de esta Iglesia, me conmueven las expresiones religiosas de nuestro pueblo que no se avergüenza de su fe, al contrario, la asume públicamente como su fortaleza y su fuente inspiradora.

No obstante, en mi corazón y en el de mis hermanos obispos, persiste preocupación e incertidumbre por las impredecibles consecuencias de esta crisis política y social y por la violencia asesina que ha originado la muerte de los dos hermanos en Montero y de un joven ayer en Cochabamba además de muchos heridos. Mi solidaridad con las víctimas y cercanía fraterna a sus familiares.

Con sentimientos de padre, les hago un vehemente llamado con miras a una solución pacífica y consensuada:

  • Apostemos por el diálogo y la concertación entre todos los actores políticos, cívicos y ciudadanos, como el único camino de paz auténtica. En particular, se escuche el clamor del pueblo que surge de todos los rincones del país y se reconozca el gran sacrificio que realizan las personas que están acatando el paro, especialmente los que viven del día a día, solo por su convicción y vocación democrática.
  • Basta de violencia, racismo, discriminación, enfrentamientos fratricidas y derramamiento de sangre.
  • Mantengamos viva la esperanza en los valores de la libertad, la verdad, la justica, la reconciliación, la paz y la democracia y sobre todo la fe en el Dios liberador que camina con su pueblo.

Como Iglesia que peregrina en Santa Cruz, seguiremos acompañando a nuestro pueblo con la oración y la cercanía fraterna. Que la Virgen María, la Mamita de Cotoca, interceda por nosotros y nos acompañe a todos.

Santa Cruz, 7 de noviembre de 2019

Mons. Sergio Gualberti

 Arzobispo

 

Fuente/FOTOS: Arzobispado de Santa Cruz de la Sierra.