Santa Cruz

Sergio Gualberti pidió renovación democrática y advirtió de “regímenes” disfrazados de democracia

En un mundo en que se van perdiendo espacios democráticos y se incrementa el populismo que “disfraza la democracia”, es preciso impulsar un proyecto de “renovación democrática” sobre la igualdad social y política, la libertad y la justicia, que principalmente busque “recuperar la dignidad de la persona”, ha dicho el arzobispo de Santa Cruz, Sergio Gualberti en la homilía por el 6 de agosto.

“Este es el momento apropiado para ofrecer programas de gobierno con metas claras y tareas concretas y evaluables, con miras a construir un sueño común de País, un proyecto de “renovación democrática” fundado sobre la igualdad social y política, la libertad, la justicia, en el marco del bien común y la paz“,

dijo el prelado en referencia al actual período electoral.

Gualberti dijo a nombre de la Iglesia Católica, que hoy, es más necesario que nunca reafirmar la adhesión a la democracia, “porque en el mundo se van perdiendo los espacios democráticos y se incrementan sistemas populistas, nacionalistas y soberanistas, y el poder político se hace cada vez más defensor irracional de intereses particulares”.

Advirtió que estos “regímenes” disfrazan de democracia el autoritarismo y el caudillismo, anulan la separación de poderes y concentran toda la autoridad en el dirigente electo, que pretende legitimarse solamente sobre el único criterio de los resultados electorales a él favorables.

En el “Te Deum” por los 194 aniversario  de Bolivia, estuvieron presentes las Iglesias que conforman el diálogo ecuménico en Santa Cruz: Iglesia Copta Ortodoxa, la Iglesia Anglicana, la Iglesia Luterana, la Iglesia Metodista y el Comité Central Menonita, monseñor Aurelio Pesoa, Obispo Auxiliar de La Paz, y Secretario General de la Conferencia Episcopal Boliviana, los Obispos Auxiliares; monseñor René Leigue, monseñor Estanislao Dowlaszewicz, los Vicarios Episcopales, sacerdotes, autoridades municipales, departamentales y nacionales.

“Este aniversario se da en el contexto electoral en las que todos los ciudadanos estamos llamados a ejercer nuestro derecho y elegir a las autoridades llamadas a servir al país”,

dijo Gualberti.

Agregó que “para que los electores puedan elegir consciente y libremente a los futuros gobernantes, hace falta una comunicación exhaustiva y veraz de las distintas propuestas de gobierno, y dejar las viejas prácticas de las falsas noticias, de las mentiras y medias verdades, de las promesas irrealizables y más aún de las dádivas que llevan a los electores a un juicio erróneo o interesado”.

En la primera lectura de la Homilía, el profeta Isaías habló “del sueño de Dios para con Israel, su pueblo elegido, en un momento de grave decadencia social, económica y religiosa. Dios sueña que con su intervención logrará dar nueva vigencia al designio inicial de un pueblo unido y en paz, que ahora, por muchos años de mal gobierno, está sumido en el desierto de la confrontación, la división, la injusticia y la pobreza”.

Gualberti recordó las palabras de Jesús a sus discípulos, cuando dijo: “Entre ustedes, el que es más importante sea como el menor y el que tiene autoridad sea como el que sirve… Yo estoy entre ustedes como el que sirve“.

El Arzobispo de Santa Cruz dijo que la democracia no es solo un sistema de Gobierno, sino una forma de vida que se construye día a día entre todos los miembros de una comunidad, a fin de convivir de manera armónica y pacífica.

“Se fundamenta en la dignidad inviolable de toda persona, en el respeto de los derechos humanos, en la asunción del «bien común» como fin y criterio regulador de la vida política y social, en la equidad y la justicia, en la libertad y en la tolerancia de las distintas opiniones, creencias e intereses“, reflexionó.

Fuente: ANF