La Paz

“San Ignacio” asumió el reto de formar estudiantes para los desafíos del futuro

El director del Colegio San Ignacio y sacerdote jesuita, Ramón Alaix Busquetes, junto a una parte de los trofeos ganados por los estudiantes/

Debemos estar a tono a los nuevos tiempos preparando a muchachas y muchachos para el futuro, para el mundo que ellos van a tener que enfrentar dentro de 15 de 20 años

El Colegio San Ignacio asumió el desafío de formar a estudiantes comprometidos con la realidad nacional, capaces de responder a los distintos desafíos que les deparará el futuro, en el campo de las exigencias tecnológicas, sociológicas y la situación de pobreza que afecta al país. En cuyo aprendizaje se realiza un especial hincapié en la fe en Cristo, la solidaridad y responsabilidad que debe perdurar en la conducta de los jóvenes bachilleres en beneficio de los demás.

El director del Colegio San Ignacio y sacerdote jesuita, Ramón Alaix Busquets, afirmó que este establecimiento se encuentra desde hace 50 años abierto a un futuro muchas veces impredecible, donde las nuevas tecnologías evolucionan con mayor celeridad, por lo que esta unidad educativa tiene la premisa de irse adelantando a los nuevos tiempos y evitar que la educación que se imparte año tras año sea repetitiva, sino buscar que los niños y jóvenes de últimos cursos “aprendan a aprender”.

“Hay papás que vienen al colegio y me dicen: “Yo soy antiguo alumno del colegio y querría que mi hijo salga tan bien preparado como yo. A lo que les respondo: Señor, si su hijo sale tan bien preparado como usted estamos perdidos, pues su hijo necesita salir mucho mejor preparado que usted”.

“Hace 20 años nadie nos hubiese hablado de los adelantos tecnológicos que tenemos en la actualidad y los chicos tiene que estar preparados para hoy y para dentro de 20 años. Debemos estar a tono a los nuevos tiempos preparando a muchachas y muchachos para el futuro, para el mundo que ellos van a tener que enfrentar dentro de 15 de 20 años”, dijo Alaix en entrevista con la ANF, quien destacó los 50 años de vida institucional del colegio instituido en 1963 como parte del colegio “San Calixto” el que fue fundado en 1882.

Destacó sobre todo en la formación de estudiantes que tengan sentido de la justicia, solidaridad, fraternidad y de compromiso con la fe católica y el modelo de vida a Cristo: “Creo que esto se da en bastantes de nuestros alumnos y es en la vida donde lo ejercitan, eso permite que el colegio mantenga una especie de aíre de que los ignacianos se sienten bien entre ellos, porque saben que todos participan más o menos de los mismos valores. Esto no quiere decir que tengamos fracasos”.

Explicó que los principales propósitos están enmarcados en la educación de los jesuitas en el mundo, de servir a la evangelización de la Iglesia, formando ciudadanos cristianos de buen de corazón, con igualdad y justicia social, sin sentimientos de egoísmo, racismo, discriminación, donde se imparta una educación de calidad en el aspecto científico, académico y en una formación que anime a los alumnos a ser creativos, dentro de un ambiente de pluriculturalidad, interculturalidad y de la realidad nacional.

El colegio realiza, también, diversas actividades extraacadémicas que contribuyen a la formación de la personalidad ignaciana de alumnos, pues existe una agrupación de estudiantes denominado “G-8”, donde procuran colaborar con el hospital del Niño en sus distintas áreas y realizar donaciones de ropa y alimentos a favor de hogares de ancianos y de niños abandonados.

El colegio San Ignacio está situado sobre cuatro hectáreas de terreno en la zona de bajo Següencoma de la ciudad de La Paz, tiene alrededor de 2.200 alumnos en los ciclos primero de primaria hasta sexto de secundaria, de los que el 50 por ciento son varones y 50 por ciento mujeres.

En el establecimiento trabajan cerca de 90 profesores en las diferentes asignaturas de la malla curricular establecida por la Ley Abelino Siñani – Elizardo Pérez, entre los que también figuran maestros dedicados a enseñar diversos talleres pedagógicos y de manualidades para fortalecer la creatividad del estudiando.

Además cuentan con instructores de atletismo y natación, pues el colegio cuenta con una piscina apropiada para desarrollar este deporte. Una clara muestra del éxito logrado por los alumnos son las decenas de trofeos y medallas ganados en las distintas competencias intercolegiales a nivel nacional, en las disciplinas de atletismo, natación, fútbol, ajedrez, entre otros