Santa Cruz

Rescatan a una mujer que vivía encerrada

Piel y hueso, encerrada en un cuarto y sin alimentos, así fue encontrada Úrsula López (56), en el barrio San Isidro, del municipio de San Julián, por personal de los Servicios Legales Integrales (SLIM) de la Alcaldía.

Se supo que la mujer vivía con su hijo Ronald, pero en situación de abandono, pues era encerrada, bajo llave, en un cuarto de madera construido al fondo de la casa donde vive su hijo con su esposa.

Doña Úrsula dormía encima de bolsas de paja. Este caso se conoció a raíz de una denuncia formulada por el hermano de la mujer, quien incluso dijo a las autoridades que los vecinos de la zona le comentaron que Úrsula era golpeada con manguera y con chicote. 

Anoticiados del caso, personal del SLIM y policías se constituyeron en la vivienda y encontraron a la señora Úrsula comiendo comida de chancho que estaba en un balde, desnutrida, con heridas en los pies y en la cabeza, hematomas en la espalda y completamente sucia.

Remberto Ramírez, sicólogo del SLIM, lamentó este caso de maltrato y abandono de una madre y anunció que se iniciarán acciones legales contra los hijos de la mujer, que son tres. Indicó que la mujer tiene una parcela de tierra en el núcleo 18, que le da para vivir cómodamente. 

Roxana Ala, jefa de unidad salud municipal, dijo que la Alcaldía hará un seguimiento al tratamiento que se le hará a doña Úrsula en el hospital municipal hasta que se recupere. “Es una pena que esta mujer, teniendo familiares, sea tratada de esta manera”, expresó.