Cochabamba

Quillacollo tierra con patrimonio religioso y devoción por la Virgen

La religiosidad, pero expresada en una fusión del catolicismo y las expresiones propias indígenas, han marcado la historia y vida de los pueblos asentados en el territorio del Municipio de Quillacollo.

Muchas de esas manifestaciones han sobrevivido al tiempo y es más, se han expandido y masificado, es el caso de la devoción a la Virgen María de Urcupiña, hoy una de las festividades más grandes del país, que año tras año, congrega en agosto a miles de feligreses.

Además, Quillacollo cuenta con al menos cuatro templos que destacan por su imponencia y belleza arquitectónica. Entre ellos está el templo de San Ildefonso, ubicado en la plaza 15 de agosto; y el santuario de la Virgen de Urkupiña, con un estilo neoclásico.

La nueva construcción se hizo después de la demolición en 1847, estos trabajos empezaron en 1908 hasta su consagración el 14 de agosto de 1947, la piedra fundamental fue colocada por el párroco Monseñor Fructuoso Mencia. Fue un trabajo de gran esfuerzo de la iglesia y la población en general, ya que se debían trasladar las piedras desde la zona del Calvario para su construcción. El 15 de septiembre de 1992, fue declarado Monumento Nacional, y lleva el nombre de San Ildefonso en honor al arzobispo de Toledo. Dentro el templo, en el techo de la nave central, hay imágenes de una gran cantidad de santos y mártires pintadas.

Templo de Illataco

El templo de Illataco, nombre de la población donde se encuentra, fue declarado Patrimonio Histórico y Arquitectónico de Quillacollo. Su historia señala que fue mandado a construir en 1882 por el coronel Vicente Prada, con túneles que conectan a su casa de hacienda y otros puntos estratégicos que le servían de refugio en tiempos de guerra de la independencia.

También sirvió a los liberales quillacolleños, liderados por Martín Lanza, durante la Revolución Federal.

Otro de los templos destacados, es el de Santiago de El Paso, construido en 1571 y restaurado en 1776. Es considerada una de las iglesias más antiguas de Cochabamba. Su estructura arquitectónica es de una sola nave y dos capillas laterales. Realza por su altar de madera tallada.

Santiago de El Paso

Está en el poblado de El Paso, es una de los templos más antiguos coloniales del valle cochabambino. Su historia se remonta a mediados del siglo XVI, cuando Juan Polo de Ondegardo recibió estas tierras como repartimiento, durante el tiempo de reducción de los pueblos originarios. El Paso fue creado por Cédula Real el 27 de mayo de 1571, por orden del Virrey Francisco de Toledo. A finales de la colonia, fue centro de doctrina y administración para la comarca indígena como criolla. En la época republicana se elevó a rango de cantón de Quillacollo, un 14 de septiembre de 1905. A lo largo de la historia se constituyó en un lugar de reposo y paso obligado para atravesar la cordillera hacia el trópico y viceversa.

Es de los primeros centros poblados en Cochabamba. Se constituyó en Pueblo Real de Indios, posteriormente, fue centro de doctrina y administración de indígenas y criollos. Fue lugar de paso y descanso entre la cordillera y el trópico, lo que hizo que le diera el nombre. No se encuentra muy distante a los centros urbanos.

Dentro de la Iglesia de El Paso, se encuentra una pequeña pinacoteca que alberga 13 cuadros al óleo que datan de la época colonial, no se cuenta con los datos de los autores de estas obras de arte. Ésta se constituye en una de las pequeñas muestras de arte pictórica de la época. Las escenas que se muestran son todas religiosas.