Destacadas

¿Quién fuiste y qué dicen de ti? Testimonios sobre P. Gregorio Iriarte

La Lic. Martha Orsini concedió a este medio de comunicación una entrevista que tiene el objetivo de conocer pormenores de su última producción literaria “¿Quién fuiste y qué dicen de ti?” una obra que refleja la vida de P. Gregorio Iriarte en Bolivia a través de testimonios vivenciales de personas que tuvieron la oportunidad de conocer al sacerdote, al párroco, al que brindó refugio a dirigentes sindicales, al que ayudó a escapar a perseguidos políticos, al analista y escritor clandestino en tiempos de dictadura, pero fundamentalmente al hombre que nació se formó y recibió el sacerdocio católico en España, creció en Bolivia en los centros mineros de Catavi y Siglo XX, produjo su obra las ciudades de La Paz, Oruro y Cochabamba y se quedó, para siempre, en su amada Bolivia.

GREGORIO

Martha Orsini, ciudadana boliviana, sucrense de nacimiento, estudió en Cochabamba y luego se fue a vivir a  La Paz. En esa ciudad se conectó con el P. Gregorio Iriarte hace 33 años. Orsini es laica, es miembro de la Institución Teresiana, una asociación de laicos y laicas comprometidos con Dios.

Coordina el Grupo AMERINDIA en Bolivia, AMERINDIA se define como una red de católicos con espíritu ecuménico y abierta al diálogo y cooperación interreligiosa con otras Instituciones, es miembro del consejo de redacción de la Revista Nueva América de la Institución Teresiana.

Su presencia en Santa Cruz se debe a su infatigable labor y deseo de transmitir el legado intelectual que ha dejado el P. Gregorio Iriarte y que fue construido con el apoyo de la Lic. Orsini desde 1979.

INFODECOM (INFO) Lic. Orsini ¿cómo se produjo el encuentro con el P. Gregorio Iriarte?

Lic. Martha Orsini (LMO) Lo conocí casi a finales del año 1979 y principios de 1980 en La Paz, era directora del colegio Santa Teresa y quería hacer un trabajo más de tipo social. Entonces él me ayudó con una bibliografía y me ayudó a que entrara a trabajar en fomento cooperativo, cuyo director era el P. Julio Tumiri Javier, fundador de Derechos Humanos. Entonces la oficina de P. Gregorio quedaba muy próxima a fomento cooperativo, era en realidad la subida, la entrada a la oficina de Fomento Cooperativo, por lo tanto tuvimos mucha conexión.

INFO: ¿Quién fue y qué dice del P. Gregorio Iriarte?

LMO: El P. Gregorio Iriarte sacerdote español vivió situaciones muy difíciles sociopolíticas porque le tocó vivir la guerra civil española, luego la segunda guerra mundial.

Al venir a Bolivia vivió algunas dictaduras como la de Barrientos, Banzer y García Meza.

Siempre tuvo una vocación de misionero, quiso ser oblato, ya de niño a los 11 años entró a los oblatos y le gustaba mucho la lectura y por eso le pusieron al frente de la biblioteca en el Seminario.

Se ordenó en 1950 y como era misionero enseguida salió para Latinoamérica. Estuvo en Argentina 12 años, luego en Montevideo un par de años, Luego vino a Potosí a las minas de Siglo XX y ahí es donde se incendió esa su sensibilidad social. El defendió mucho a los trabajadores, durante la dictadura de Barrientos, estuvo en lo que se ha llegado a llamar la masacre de San Juan.  El facilitó para que saliera, con documento falso, el famoso dirigente sindical de los mineros Federico Escobar.

Después pasó por Oruro, estuvo en pastoral minera y llegó a La Paz, que es donde realmente empezó a Escribir y ahí yo tuve la suerte de conocerlo. El fue también co fundador de Derechos Humanos, de Unitas que son la asociación de ONG´S y después comenzó a escribir. Su primer libro un folleto en realidad fue esquema de análisis de la realidad con datos económicos, sociales.

Luego con más datos escribió el libro “Análisis Crítico de la Realidad que ya tiene 17 ediciones hasta su muerte. Esta obra ha sido usada en los colegios, en la universidad, en fin, una obra muy conocida.

INFO: Cuál es el aporte personal de la Lic. Orsini en la construcción de la obra de P. Gregorio Iriarte

LMO: Le ayudaba desde el principio en algunas cosas de sus obras, y luego gracias a Él fui a un proyecto que inició en Huanuni el 1984,1985  pero continuamente yo salía a la paz o el iba a darnos sus charlas en Huanuni he colaborado desde entonces y luego en Cochabamba con sus publicaciones, hemos hecho cursos por diferentes lugares de Bolivia, yo por eso lo considero mi verdadero maestro. El siempre ha sido un lector muy disciplinado, leía cada día 4  o 5 periódicos, recortaba y acomulaba datos para sus publicaciones.

Escribimos juntos “Conciencia crítica y medios de comunicación y algunos otros juegos educativos populares y algunas otras obritas sobre el tema de las Conferencias de Santo Domingo y Aparecida. Hemos trabajado muy cercanamente y al final cuando el ya estaba mal porque tenía fibrosis pulmonar, estaba con oxigeno, no podía entrar a la computadora. Yo veía que su mente estaba lúcida entonces le propuse hacer una síntesis de sus artículos y publicarlos. A el le entusiasmó la idea pero como el pensó o seguramente ya veía su final y el quiso que se recogiera solamente los que hablan de Dios. Cuando le llevé los artículos el dijo “Dios ni castiga ni condena”, que es el último libro que he publicado como un libro póstumo.

INFO: ¿Qué significa y cómo nace la obra que actualmente se publica?

LMO: Para mí es un gran recuerdo, se me ocurrió en este año en el mes de febrero más o menos el poder recoger testimonios y he logrado recoger 84 testimonios de personas en diferentes países que habían tenido contacto en Bolivia con él, hermanos suyos, el Obispo Lopez de lama, varias personas, sobre todo en Cochabamba me puse en contacto con los ex trabajadores de la Radio Pio XII porque P. Gregorio también fue director de esa radio, y también con trabajadores mineros, entonces el libro recoge 84 testimonios de personas.

Al principio hago una contextualización de los sitios donde ha vivido, tengo testimonios de su familia, con anécdotas, yo no quería escribir una obra sobre lo que ha hecho Gregorio, porque de eso hay textos escritos lo que quería era recoger los testimonios vivenciales, personales, cuál es el impacto, la influencia de Gregorio en sus vidas, algunas anécdotas y realmente son muy valiosos los testimonios.

Al final se hace un recuento de los homenajes que le hicieron al final de su vida, por ejemplo la Universidad Mayor de San Simón de Cochabamba y su nombramiento como Dr. Honoris Causa, a la semana siguiente la Universidad Católica Boliviana también le dio el Título Dr. Honoris Causa, la Fundación UNIR le hizo un homenaje por el día internacional de la paz, ya a ese acto él no pudo asistir, pero los directivos de UNIR fueron a  Cochabamba a hacerle ese homenaje.

INFO: 17 Ediciones de la Obra Crítica de la Realidad nacional cómo engrana usted en ese pequeño universo de complementariedad.

LMO: Yo lo conocí porque quería cambiar de trabajo, el trabajaba en lo que era fomento local cooperativo, aunque el no era trabajador, pero en una oficinita pequeña hacía artículos denunciando problemas en tiempo de dictadura, hicimos algunos cursos, le ayudaba a acumular datos para que publicara.

Creo que mi capacidad de trabajo hizo armonía, yo también tenía la misma capacidad y a veces estábamos horas, yo le ayudaba a buscar textos o a recoger información, por ejemplo en los juegos educativos, el ponía los contenidos y yo creativamente inventaba el juego.

Sinceramente pienso que él apreciaba mi trabajo y es por eso que siento que le he ayudado, no quiero decir que fui su secretaria porque no ha sido así, he sido una compañera de trabajo, eso me considero y le considero mi maestro, porque yo he empezado a escribir algunas obras, sola, pero si no hubiera sido su inspiración, tal vez no lo hubiera hecho, algunas veces ha hecho los prólogos de mis obras, me ha orientado, le consultaba y ha sido un trabajo conjunto.

INFO: En el transcurso de su vida junto al P. Iriarte, ¿usted también se sintió amenazada de muerte por las dictaduras?

LMO: En la época de la dictadura de García Meza, varias personas le dijeron que estaba “en la lista” y entonces él se refugió en Patacamaya. En el libro recojo algunas cartas o fragmentos de cartas que me escribía desde Patacamaya. El estaba alojado, oculto en la casa de las religiosas María Madre de la Iglesia que eran llamadas “las Lauritas” lo acogieron, se refugió, no mucho tiempo, yo le visitaba le llevaba algún documento clandestinamente.

Por eso mismo el tuvo que abandonar ese sitio, si estaba mucho tiempo podían sospechar que estaba allí. El firmaba las cartas que escribía como José Rodríguez, no ponía el lugar, pero luego ya pasó a Cochabamba, ya con el General Guido Vildoso ya no fue tan dura la dictadura, entonces hizo viajes, escribió Narcotráfico y Política militarismo y mafia en Bolivia” 1982, denunciando el problema del narcotráfico en le época de García meza.

INFO: ¿Algún proyecto de P. Gregorio Iriarte ha quedado Inconcluso?

LMO: Lo que quería P. Iriarte es publicar su último libro “Dios ni castiga ni condena”, pero no lo pudo hacer, porque me dijo selecciona lo corregimos y lo llevas inmediatamente a la imprenta, yo lo llevé a la imprenta pero me dijeron que (las pruebas) estarían el lunes, esto era un viernes. Yo tenía que hacer un viaje a Brasil a un congreso de Teología el sábado. No le llegaron a llevar las pruebas. Entonces yo llegué al entierro y este libro ha salido como póstumo.

Otro proyecto que tenía en mente era hacer con la fundación Jubileo un nuevo análisis crítico de la realidad con datos últimos, él le dijo a Juan Carlos Nuñez que esperáramos a los datos del censo, porque él aunque veía cerca su partida, sin embargo seguía pensando que podía hacerse, esto ha quedado trunco, P. Iriarte falleció antes de que salieran los primeros resultados del Censo, el murió el 11 de octubre del 2012 pero decía “como se ha hecho el censo, esperaremos…”

Por: Alejandro Cossio

Diakonia UCB – Santa Cruz