Internacional

Presidenta de Chile visitó el Santuario del padre Hurtado en el Día de la Solidaridad

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, realizó este martes la tradicional visita al Santuario del Padre Hurtado en el Día Nacional de la Solidaridad, que se celebra en homenaje del religioso jesuita, fundador del Hogar de Cristo, que falleció el 18 de agosto de 1952.

La mandataria chilena fue recibida por el rector de la institución, el padre Jorge Muñoz, quien estaba acompañado por el director ejecutivo del Hogar de Cristo, Juan Cristóbal Romero; el vicario de Pastoral Social y de los Trabajadores, padre Andrés Moro, y por el provincial de los Jesuitas en Chile, padre Cristián del Campo.

Bachelet visitó la tumba del santo chileno y depositó un ramo de aromo. A continuación se dirigió hacia el Hogar de Cristo, donde compartió un tiempo con los jóvenes y adultos acogidos en los diferentes programas que tiene la institución de beneficencia.

La Jefa de Estado recordó que este día se conmemora el fallecimiento de san Alberto Hurtado, quien luchó por hacer de Chile un lugar más justo para todos, y recalcó que “la solidaridad se expresa fundamentalmente en actos, en acciones. La diferencia es cómo podemos entregar nuestro trabajo y nuestra energía. Y esa, creo que es una de las grandes enseñanzas que nos dejó este gran chileno”.

“Reparar las confianzas es ir hacia los demás, conocer y respetar las diferencias que pueden existir entre las personas, para que juntos podamos trabajar en un proyecto común. Es superar la barrera del bienestar concebido únicamente de manera individual y entender que vivimos en comunidad” puntualizó Bachelet al terminar su visita a ambas instituciones que mantienen vivo el legado del padre Hurtado.

Esta jornada nace en 1993, cuando el Parlamento chileno, como homenaje a la memoria del padre Hurtado, estableció por unanimidad que en todo Chile, el 18 de agosto, día de su muerte, se celebre el “Día de la Solidaridad”. Momento en que además, “se fomentará en todo el país el desarrollo de acciones de solidaridad con los más necesitados”.

“Este reconocimiento a su palabra y a su labor como estímulo para seguir su ejemplo tiene su centro en el Santuario del Padre Hurtado. Ese día su tumba es visitada por el Presidente de la República y autoridades nacionales, en señal de la importancia que tiene el padre Hurtado como constructor de una sociedad más justa y solidaria. Más tarde, se realiza una Eucaristía solemne a la cual están invitados todos los ciudadanos de nuestro país”, informa el Santuario del Padre Hurtado en su página web.

Por su parte, la Iglesia de Chile lo conmemora como el Mes de la Solidaridad con variadas actividades. Una de las que logra mayor adhesión es la tradicional “Caminata de la Solidaridad”, donde cerca de 40 mil jóvenes de distintas partes del país, se dan cita en Santiago y peregrinan cada tercer sábado de agosto desde la Estación Mapocho al Santuario del Padre Hurtado, a visitar su tumba.

Con el tiempo el Día de la Solidaridad se ha transformado en un mes de actividades solidarias que a lo largo de todo Chile, especialmente en los colegios, donde resaltan el legado solidario dejado por san Alberto Hurtado y que aún sigue vigente.

En este Mes de la Solidaridad 2015 se reunieron distintas organizaciones ligadas a la figura del padre Hurtado, entre ellas la Fundación y Santuario del Padre Hurtado, el Hogar de Cristo, el Arzobispado de Santiago junto a todas sus vicarías, Cáritas Chile, Cáritas Santiago y la Conferencia Episcopal de Chile. Bajo el lema “Reparando confianzas construimos Chile”, el llamamiento es a promover una cultura de verdadero respeto, justicia y solidaridad, tal como planteara el santo chileno, incesante luchador de la justicia social y de la dignidad de las personas en situación de pobreza.