Destacadas

PREOCUPA AL PRESIDENTE DE LA CEE LAS FAMILIAS DESINTEGRADAS Y LA PARTICIPACIÓN DE LOS ESTUDIANTES EN LAS PANDILLAS

(Cochabamba) “Estamos preocupados y por eso buscamos como ayudar a las familias desintegradas de nuestro país, estamos muy preocupados de lo que obliga a los jóvenes buscar familias sustitutas en pandillas o grupos similares”, de esta manera Mons. Luís Sainz, Presidente de la Comisión Episcopal de Educación(CEE)  dio a conocer la preocupación que esta instancia eclesial tiene por la situación de las familias en nuestro país, situación que desemboca en el crecimiento de las pandillas en las Unidades Educativas.

“Estos alumnos traen varios vacios afectivos, sociales que repercuten en el interior de nuestras unidades educativas, este es un desafío grande en este momento”, dijo el Arzobispo durante su discurso en la Firma de Convenio Especifico en Educación que se realizó el día de ayer en el salón principal del Arzobispado de Cochabamba.

“El servicio educativo de la Iglesia Católica y de la Iglesia en Bolivia fiel al magisterio y a la doctrina social de nuestra Iglesia, está orientado a los más pobres y a los más necesitados …nuestra prioridad son los campesinos y los pueblos originarios que han vivido situaciones de postergación y de exclusión…Cuando hemos luchado porque la educación alternativa entre en el sistema y la educación técnica sea reconocida, ahora si las cosas son diferentes y nuestro esfuerzo, nuestro anhelo ha sido cumplido”, destacó a tiempo de dar a conocer las prioridades de la Iglesia Católica en el tema educativo.