La Paz

Pastor metodista: El Papa es un hermano que trae a Bolivia señales de vida

El pastor Gustavo Loza, representante de la Iglesia Metodista de Cochabamba, manifestó la cercanía que siente hacia la figura del Papa Francisco y lo califica como un hermano que viene de un mismo pueblo y que su presencia en Bolivia está llena de señales de vida y de buenas nuevas.

Loza, a pesar de no formar parte de la Iglesia Católica, asegura pertenecer a una tradición ecuménica donde se considera al pueblo de Dios mucho más grande que sobrepasa todas las estructuras eclesiales, en ese sentido, puede sentir la que presencia de Francisco y su llegada al país también llena de gozo a su comunidad.

“Para nosotros, es un hermano (…) hay muchos hermanos y hermanas, incluso aquellos que no creen en Dios, que se comienzan a movilizar y organizar .Yo creo que en todo este movimiento que hay ahora es un movimiento motivado para algunos con la expectativa de quién es, pero más allá de ser un Papa latinoamericano es una presencia y una señal de cosas nuevas y yo diría de buenas nuevas que se hace presente no solo en este lugar, sino en el mundo”, manifestó.

Asimismo, Loza reconoce que al ser parte del ecumenismo, no solo en términos de pertenecer a un pueblo grande, sino por el compromiso que se tiene con la justicia y con los pobres, valora mucho el gesto que el Papa Francisco tendrá al orar en memoria de Luis Espinal en la ciudad de La Paz, porque es un acto de reconocimiento a alguien que entregó su vida por los demás y que representa tanto a católicos como a no católicos.

“El reconocimiento a alguien que ha entregado su fe, que se ha comprometido con un pueblo por la justicia y que esto se reconozca es una señal nueva, y diríamos con Luis Espinal, a todos los que han muerto en América Latina es un reconocimiento a todos. Yo sé que el pueblo ya los ha reconocido, pero que la Iglesia diga: ‘nuestro hermano ha luchado por la justicia y quiero orar’ es una señal de buena nueva”, dijo.

Por último, el pastor Loza señala que si tuviera la oportunidad de estar frente al Papa Francisco y de dirigirle unas palabras, lo único que expresaría es su agradecimiento por haber y seguir brindando a todos señales de vida que provienen desde el Vaticano, cosa que antes no se percibía de esa manera.

“Gracias hermano, era la hora de que estas señales de vida salgan desde el Vaticano”, concluyó.