Internacional

Paraguay: Obispos piden tener presente defensa de la vida y familia en elecciones

(Asunción / Paraguay) La Asamblea Plenaria Ordinaria del Episcopado paraguayo llamaron a los fieles a acudir a la jornada electoral del 21 de abril, donde se elegirán al Presidente y autoridades legislativas, y les recordaron la importancia de tener presente la defensa de la vida, la familia, la justicia social y los valores morales al momento de decidir su voto.

“Antes de dar nuestro voto debemos conocer a los candidatos, su perfil, su testimonio de vida coherente. Debemos seleccionar a personas que han mostrado y mantienen una trayectoria de vida personal, familiar y profesional honesta y responsable. También debemos fijarnos de quiénes están rodeados; quiénes integran su grupo”, expresaron en su comunicado del 8 de marzo.

Asimismo, los obispos señalaron que la defensa de la vida humana desde la concepción hasta la muerte natural “implica el apoyo decidido a los programas y recursos apropiados para la protección de las madres, de los niños por nacer y en situación de riesgo; incluye la protección a los niños y las niñas, dando garantía a su desarrollo armónico, el cuidado de los adolescentes y jóvenes, de las mujeres, de los enfermos, de los adultos mayores y de las personas con capacidades diferentes”.

Asimismo, alentaron a “impulsar propuestas definidas para la defensa y promoción del matrimonio, concebido como la unión entre el varón y la mujer, de la familia y el cuidado de los hijos”.

El Episcopado paraguayo también exhortó a tener presente “la equitativa participación de todos en los beneficios comunes de la sociedad, en especial de la salud y la educación”, así como la lucha contra la corrupción y el problema de la tierra, que “debe ser abordado con criterios del bien común y de la justicia social”.

Los obispos también pidieron respetar las diferentes ideas y no caer en la violencia, así como “el respeto y la promoción de las familias y de los padres como primeros educadores y legítimos trasmisores de la tradición religiosa y cultural de su comunidad”.

“En la tradición católica la ciudadanía siempre fue un valor muy importante y la participación política una obligación (…). Pedimos al Espíritu Santo que ilumine la conciencia de electores y electos, para que juntos construyamos y defendamos una comunidad nacional más justa, sustentable y sin exclusiones”, culminaron.