Santa Cruz

#PapaenBolivia Piden ingresar 50 buses con brasileños para ver al Papa

Las empresas de Brasil se asocian para traer turistas y ver al Papa Francisco en Santa Cruz durante la visita que durará del 8 al 10 de julio próximo.

Ayer, el comandante de la Policía Departamental, Sabino Guzmán, se reunió con varios emisarios brasileños ligados a agencias de viajes que han comenzado a comercializar paquetes turísticos para viajar a Santa Cruz y acompañar los acontecimientos programados para la visita del Santo Padre.

De acuerdo al informe emitido por Guzmán, un total de 50 buses con capacidad para 50 personas cada uno serán los asignados para el viaje vía terrestre desde Sao Paulo y otros dos estados federativos hasta la capital cruceña.

“Los emisarios de las agencias de viaje me han pedido coordinar las acciones de seguridad para los turistas, por menos 2.500 personas, pero además hay que armar un operativo de tránsito para guiar a los 50 buses que ingresarán a la ciudad”, dijo el comandante de la Policía.

Asimismo, tanto el Comando como la Dirección Departamental de Tránsito, calculan que entre 500 y 600 vehículos ingresarán al país de Brasil y Argentina con ocasión de la visita del Papa Francisco.

Uno de los espacios acondicionado para albergar turistas del interior y exterior del país es el campo de la Villa Deportiva Abraham Telchi, ubicado en la zona sur de la ciudad.

Una de las prioridades en las que trabaja actualmente la dirección del Comando Departamental de la Policía es la logística para dar alojamiento a 5.600 efectivos del orden que llegarán de varias regiones del país para reforzar las tareas de seguridad entre el 5 y 11 de julio.

Se prevé que entre policías, guardias municipales y jóvenes voluntarios las tareas de seguridad en la capital cruceña serán cubiertas por alrededor de 15.000 personas.

Cruz misional

Después de haber parado por la lluvia caída el fin de semana, finalmente ayer fue colocada la Cruz Misional al costado del altar donde el papa Francisco celebrará la misa el jueves 9 de julio.

Con 10 toneladas de peso y 15 metros de altura, la Cruz Misional tallada en madera de Soto completa todas las piezas grandes de la estructura y a partir de hoy los técnicos y ayudantes se han concentrado en el colocado de los listones para luego subir las tejas envejecidas que le darán el toque chiquitano al altar.