Análisis

#PapaenBolivia La agenda del Papa

Editorial de El Día, bajo el penoco 
“La agenda del Papa”

Martes, 31 de Marzo, 2015

Cuando acudió a votar, el cardenal Julio Terrazas fue abordado por los periodistas y le hicieron varias preguntas, entre ellas sobre la próxima visita del papa Francisco a Bolivia. “Yo quiero que visite Masicurí”, dijo el arzobispo emérito, aludiendo a su pequeño pueblo natal, cerca de Vallegrande. De esa manera también hizo referencia a un absurdo tira y afloje que parece haber surgido para ver quién se lo lleva al Papa a su pueblo, como si fuera un candidato electoral.

Los obispos de Bolivia han aclarado que Jorge Bergoglio no viene a dar un espectáculo ni a ser usado políticamente por nadie y que, como todas las giras que hace, tiene un carácter eminentemente pastoral, es decir, relacionado con la fe de la inmensa mayoría de los bolivianos, muchos más de los que votan y de los que siguen a uno u otro partido o agrupación política.

Desde que comenzó a hablarse de la posibilidad de la visita papal, el Gobierno quiso apropiarse de la agenda del Pontífice, hecho que seguramente fue observado por delegados del Vaticano que estuvieron en el país hace unos días. Luego de algunas reuniones con los enviados, desde el Gobierno se comprometieron a respetar el itinerario que se decida en Roma, donde seguramente se inclinarán por lugares donde el Papa pueda tener contacto con la mayor cantidad de fieles, algo que puede ofender a los que han estado hostilizando a la Iglesia católica.