Internacional

Oración del papa Francisco por las familias del mundo

(Ciudad del Vaticano / Roma) Este domingo 29 de diciembre, Fiesta de la Sagrada Familia, el Santo Padre, después del rezo del Ángelus, recordó que el próximo Sínodo de los Obispos afrontará el tema de la familia y que la fase preparatoria ya se inició desde hace algún tiempo. Por ello, en esta Fiesta de la Sagrada Familia, el Santo Padre quiso encomendar a Jesús, María y José, este trabajo sinodal, rezando por las familias de todo el mundo. E invitó a todos a unirse espiritualmente a él en la oración que pronunció.

El Papa, además, dirigió un saludo especial a todas las personas conectadas con este rezo en la Plaza de San Pedro: desde Nazaret, en la basílica de la Anunciación, presidida por monseñor Lorenzo Baldisseri, secretario general del Sínodo de los Obispos; desde Barcelona, en la basílica de la Sagrada Familia, con la presencia del presidente del Pontificio Consejo para la Familia, monseñor Vincenzo Paglia; desde Loreto, en la basílica santuario de la Santa Casa, presidida por el delegado pontificio monseñor Giovanni Tonucci.

Saludo que extendió a todas aquellas personas que en varias partes del mundo se han reunido para otras celebraciones dedicadas a la familia, como en Madrid.

Oración del Papa Francisco a la Sagrada Familia

Jesús, María y José,
en ustedes contemplamos
el esplendor del amor verdadero,
a ustedes nos dirigimos con confianza.
Sagrada Familia de Nazaret,
haz que también nuestras familias
sean lugares de comunión y cenáculos de oración,
auténticas escuelas del Evangelio
y pequeñas Iglesias domésticas.
Sagrada Familia de Nazaret,
que nunca más en las familias se vivan experiencias
de violencia, cerrazón y división:
que todo el que haya sido herido o escandalizado
conozca pronto el consuelo y la sanación.
Sagrada Familia de Nazaret,
que el próximo Sínodo de los Obispos
pueda despertar en todos la conciencia
del carácter sagrado e inviolable de la familia,
su belleza en el proyecto de Dios.
Jesús, María y José,
escuchen y atiendan nuestra súplica. Amén.+