Tarija

Obispo de Tarija Mons. Javier del Rio aclara que Carta Pastoral no es un ataque contra el Gobierno

El obispo de Tarija, Francisco Javier del Rio, se refirió hoy en el medio radial Fides a la  Carta Pastoral sobre Narcotráfico y Corrupción que se hizo pública la víspera, afirmando que son situaciones muy duras que afectan a todos y no se trataría un ataque directo al Gobierno sino una llamada a la reflexión  a toda la población.

El Obispo dijo que es una carta que se viene trabajando desde hace mucho tiempo, y que habla sobre temas como narcotráfico y drogadicción porque es una preocupación que afecta a todos.

Remarcó que la finalidad de la carta es llamar la atención por las situaciones muy duras que se vive en la realidad poniendo como ejemplo  la venta de drogas en las puertas de los colegios.

Sobre el llamado a presentar pruebas que hizo el presidente Evo Morales afirmó que es lógico que siempre que se hace una llamada de atención las autoridades se sientan molestas, sin embargó dijo no debería ser así puesto que la carta sería un estímulo para que todos trabajen en conexión.

Finalmente dijo que habrá una reunión de obispos en Cochabamba a partir de mañana para analizar la situación.

El presidente Evo Morales exigió ayer a la Iglesia Católica revelar, hasta hoy,  los nombres de autoridades implicadas en el tráfico ilegal de drogas, en respuesta a la Carta Pastoral del clero que indica que el narcotráfico, en su afán de expansión, penetró estructuras estatales y fuerzas del orden.

“Desde acá estoy dando un ultimátum; esa conferencia (en alusión a la Conferencia Episcopal Boliviana [CEB]) que dé nombres, ¿quiénes son los narcotraficantes del Estado? Es el Presidente, Vicepresidente o son diputados, senadores. ¡Que den nombres! ¿O son gobernadores? Que digan, si son responsables con su discurso”, afirmó Morales, desde el municipio de Tomave, en Potosí, a donde acudió a un acto para comprometer el apoyo del Gobierno a obras locales.

El gobernante vinculó la Carta Pastoral, difundida por la CEB el 1 de abril, con informes anteriores del Departamento de Estado de Estados Unidos (EEUU) que mencionan que el narcotráfico está en el Estado y en sus máximas autoridades