Destacadas

Obispo de la Diócesis de El Alto lamenta profundamente la tragedia del lago Titikaka

Mons. Jesús Juárez, Obispo de la Diócesis de El Alto, lamenta profundamente la tragedia del martes pasado en el que varios estudiantes , profesores y familiares perdieron la vida.  Como pastor de esta Iglesia eleva sus oraciones por el eterno descanso de las víctimas y expresa su cercanía y solidaridad con los familiares de los fallecidos, los sobrevivientes, la comunidad de Suriki y la unidad educativa 16 de julio.

Mons. Juárez asegura que la vida humana es lo más sagrado a los ojos de Dios y que entristece  que se pierdan , más aún cuando se trata de vidas jóvenes con mucho futuro por delante. Sin embargo, en el tiempo de Adviento que hemos iniciado, es importante abrirse a la esperanza de la resurrección en Jesucristo quien ha asegurado: “El que cree en Mí, aunque muera, vivirá; y todo el que vive y cree en Mí, no morirá jamás” ( Jn 11, 25)

El Obispo de esta Iglesia local desea que esta prueba de dolor y muerte fortalezca la fe y los lazos de fraternidad de la comunidades afectadas y nos ayude a todos a sacar las mejores lecciones para prevenir estos lamentables sucesos.

El Alto, 6 de diciembre de 2012