Oruro

Obispo conmemoró la Última Cena y la compartió con los feligreses

El Obispo de la Diócesis de Oruro, Cristóbal Bialasik conmemoró ayer la Última Cena de Jesús, y la compartió con los feligreses durante la celebración eucarística que se inició a las 19:00 horas en la parroquia de Nuestra Señora de la Asunción La Catedral.

Bialasik repasó cada momento que se vive durante la misa, para que la población comprenda el misterio de la Eucaristía, que es tan profundo, pues Cristo, por amor a su pueblo, se ofrece.

“Si realmente vamos a comprender este misterio de la eucaristía no vamos a tener a las personas que vienen solamente a rezar, no vamos a tener a las personas que antes de la comunión o bendición se salen de la iglesia, no vamos a tener personas que abandonan la eucaristía el domingo, vamos a vivir con profundidad y amor este encuentro con Cristo presente en la Santa Misa”, expresó el obispo.

Asimismo, ponderó la labor de los ministros “a quienes el Señor ha confiado celebrar la eucaristía”, pues sin ellos no se podría conmemorarla.

“Gracias a estos ministros sacerdotes se realiza el plan de la salvación de nuestro pueblo, y tenemos que apoyarles, protegerles para que sean santos y para que juntos podamos llevar a nuestro pueblo a la salvación. Que la Virgen María nos ayude en este camino, ella que ha acompañado tan gentilmente a su hijo, para que nos encontremos con Él en la eucaristía, especialmente esta noche, en la Última Cena y nos ponemos en la postura de servicio y amor sirviendo uno al otro como el Señor nos ha enseñado”, refirió Bialasik.

Dijo que la fracción del pan, cuando el sacerdote está rompiendo la hostia en la mitad, y una parte pone a la sangre de Cristo en el cáliz marca la muerte de Jesús, la institución y posterior comunión.

“La intención es el momento en que el sacerdote habiendo quebrantado la sagrada hostia símbolo de la muerte deja caer una partícula del cuerpo de Cristo en el cáliz de su preciosa sangre, y es a Cristo crucificado y resucitado a quien vamos a recibir en la comunión, y con la bendición final de la santa misa el sacerdote marca a los fieles con la cruz de Cristo como símbolo distintivo y escudo protector contra todas las asechanzas del enemigo”, expresó.

Luego de la homilía el obispo también recordó a Jesús quién lavó los pies de sus apóstoles, e imitando esa acción, lavó los pies de doce personas, en señal de amor al prójimo.

Los creyentes asistieron de forma masiva a esta celebración, que es la más importante en la vida de los católicos, ya que con la muerte y resurrección de Jesús se selló el amor de Dios para con su pueblo.

HOY

Para hoy se tiene previsto realizar la Viacrucis que partirá en diferentes horarios de los templos hasta llegar a la avenida 6 de Octubre y Adolfo Mier, donde se concentrarán todos y se dirigirán al templo de San Gerardo, actividad que está organizada por los jóvenes de las parroquias.

A las 15:00 horas, el obispo celebrará una misa, en la Catedral, para luego hacer una procesión con el Santo Sepulcro.