Destacadas

Nuncio Apostólico se refiere al término del ministerio pastoral del Papa Benedicto XVI

“Me alegra saber que numerosas diócesis y parroquias de Bolivia han previsto especiales momentos de oración por el Papa Benedicto XVI, para agradecer al Señor que le ha confiado el cuidado de su rebaño”, expresa el manifiesto.

El pasado 11 de febrero, la Iglesia en Bolivia, toda la Iglesia Católica y todo el mundo ha escuchado la Declaración con la que el Santo Padre Benedicto XVI, de manera inesperada ha comunicado su decisión de renunciar al Ministerio de Obispo de Roma, Sucesor del Apóstol San Pedro.

En los siguientes días todos hemos sido testigos de la gran conmoción y del profundo respeto que ha causado esta noticia y del amor que el Papa Benedicto XVI se ha conquistado en los años de su Pontificado, durante los cuales ha iluminado con su Ministerio y con su Magisterio el camino de la Iglesia.

El Santo Padre Benedicto XVI ha manifestado con claridad y firmeza su amor por Dios y por la Iglesia, con pureza de ánimo y de intenciones, con fe robusta y exigente, con fuerza de humildad y mansedumbre. Y este amor ha tenido su encuentro en Cristo así como la han confirmado sus tres Encíclicas, el generoso y precioso esfuerzo culminado en su obra “Jesús de Nazareth” y en las Exhortaciones Apostólicas sobre la Eucaristía y la Palabra de Dios.

En este Año de la Fe que el Santo Padre nos ha regalado, el tiempo precioso de la Cuaresma hasta la Pascua se enriquece de la nueva intención de oración por el Santo Padre y por la Iglesia.

La plegaria por el Santo Padre Benedicto XVI es una invocación al Señor para que acompañe el Ministerio eclesial que el Sumo Pontífice quiere cumplir en la oración solícita y adorante por las necesidades del Santo Pueblo de Dios y la misma plegaria se eleva por el nuevo Pontífice que le sucederá.Por lo tanto, en este momento la Iglesia Católica reza también por el Sacro Colegio de los Emmos. Señores Cardenales que se reunirán en los próximos días en la Capilla Sixtina para elegir el nuevo Obispo de Roma y Pastor Universal de la Iglesia.

Me alegra saber que numerosas diócesis y parroquias de Bolivia han previsto especiales momentos de oración por el Papa Benedicto XVI, para agradecer al Señor que le ha confiado el cuidado de su rebaño, por el momento del Cónclave y, naturalmente, no faltarán de unirse al regocijo de toda la Iglesia cuando será anunciado el nuevo Sumo Pontífice y cuando se celebrará el solemne inicio del nuevo Pontificado.

El próximo 28 de febrero a medio día, hora de Bolivia, el Papa Benedicto XVI dejará la diócesis de Roma y se retirará a Castel Gandolfo. El mismo día 28 de febrero a las 7:00 de la noche en la Catedral de la Paz, S. E. Mons. Edmundo Abastoflor Montero presidirá una solemne Misa de agradecimiento al Señor por habernos dado al Papa Benedicto XVI y para rezar por él.

Por lo tanto, todos somos invitados a esta celebración del 28 de febrero a horas 7:00 de la noche en la Catedral Metropolitana de la ciudad de La Paz, así como todos somos invitados a rezar por la Iglesia en estos días de trascendental importancia por su ministerio de evangelización y de fortalecimiento de la fe.O APOSTÓLICO EN BOLIVIA SOBRE EL TERMINO DEL MINISTERIO PASTORAL DE BENEDICTO XVI‏