Santa Cruz

Nuevos socios para la asociación de María Auxiliadora – ADMA

ADMA Bolivia

La Comunidad Parroquial de Portachuelo, vivió una verdadera fiesta de María Auxiliadora con la consagración y admisión de tres jóvenes: Nair Sosa, Yohany Añez y Sebastián Velasco, a la Asociación de María Auxiliadora (ADMA) Juvenil de Portachuelo (Santa Cruz – Bolivia). La ceremonia se llevó a cabo en la parroquia Inmaculada Concepción de Portachuelo, el día lunes 24 de mayo y contó con la presencia del P. Severino Laredo SDB, ex asesor de ADMA – Bolivia.

Estos tres jóvenes vivieron su preparación apoyados y animados por la Sra. Petrona Villalobos Presidenta de ADMA Portachuelo, quien nos comenta: “Ellos fueron unos de los fundadores y hemos trabajado en las reuniones semanales cada viernes, visitando a los enfermos del Hospital, por supuesto antes de la pandemia; al Hogar de Santa Teresa de Los Andes, al Hogar de niños desnutridos en San Carlos; hemos ido a la peregrinación a Cotoca organizada por el P. Carlos Longo; hemos ido sagrado corazón y hasta todas sus comunidades con los diferentes Sacerdotes con el grupo dé ADMA Juvenil de Santa Cruz; hemos trabajado mucho para poder ir al congreso en Argentina y muchas más actividades en las que estos jóvenes han demostrado su gran amor a nuestra Santísima Virgen María Auxiliadora con su propia experiencia de vida”.

ADMA – Juvenil pertenece a ADMA Bolivia, se caracteriza por estar conformada por jóvenes que quieren propagar la devoción a María Auxiliadora y a Jesús Eucaristía, al estilo de Don Bosco. “Un saludo a todos los que han realizado sus promesas en la comunidad de Portachuelo, este nuevo compromiso de vida les permitirá unir sus vidas a Jesús a través de la unión de sus corazones con María santísima, confío en que siguiendo el ejemplo de ella lograremos despertar nuevas vocaciones juveniles que estén al servicio de los demás. Agradezco y me alegra mucho que hayan tomado esta decisión de servicio y entrega”, expresó Paola Galean, Coordinadora de ADMA juvenil – Santa Cruz.

Fue el mismo don Bosco quien dio vida a la Asociación de María Auxiliadora (ADMA) con personas de buena voluntad que quieren participar de la misión de la Congregación Salesiana: Promover la veneración al Santísimo Sacramento y la devoción a María Auxiliadora de los cristianos. Además, ofrecer un itinerario de santificación y de apostolado con todos los que son parte de esta Asociación extendida por todo el mundo salesiano.