Destacadas

Nuevo convenio: Las Siervas de María se quedan en Sucre

SE PONE FIN AL IMPASSE QUE PUSO EN RIESGO LA PERMANENCIA DE LAS HERMANAS.

Las religiosas estarán a cargo de las jefaturas de Enfermería y de cada sala de enfermos y otros servicios.

Las religiosas de la congregación Siervas de María, la Gobernación y el Ministerio de Salud firmaron ayer un nuevo convenio de cooperación interinstitucional, mediante el cual se garantiza la permanencia de la congregación en todas las instituciones donde prestan sus servicios.

El acuerdo llega tras una semana de conflicto que arriesgó la permanencia de las religiosas en esta ciudad. La severa llamada de atención a una de las hermanas, que además fue removida de su cargo en el Hospital Santa Bárbara, fue el detonante del impasse.

Las partes involucradas se reunieron ayer, en el despacho de la Gobernación, durante casi todo el día. Al final, ofrecieron una conferencia de prensa para dar a conocer un acuerdo.

El vicario Pastoral de la Arquidiócesis de Sucre, monseñor Percy Galván, expresó que la firma del convenio es un inicio para formalizar nuevos acuerdos entre la Iglesia Católica y el Estado en el campo de la salud, la educación y toda labor social que desarrollan en el país.

Dijo que participaron de un “diálogo sincero y transparente” para sellar un acuerdo técnicamente avalado por las leyes. Asimismo, calificó de enriquecedor el aporte de la madre superiora provincial de las Siervas de María, sor Verónica Romero.

El viceministro de Salud, Martín Maturano, por su lado, explicó que el nuevo convenio fue elaborado en base al anterior documento aprobado el año 1999.

No sin antes reconocer el trabajo “espléndido” de las religiosas, Maturano afirmó que a partir de ahora las hermanas Siervas de María “seguramente se quedarán por 100 años más en Sucre”.

La madre superiora provincial de las Siervas de María, sor Verónica Romero, expresó en pocas palabras su sentimiento tras la renovación del convenio.

“Las Siervas de María queremos mucho a Sucre. Hemos tenido mucha pena por las dificultades que han surgido y esperamos que esto no se vuelva a repetir. Queremos seguir trabajando y de mil amores nos quedamos en las tres instituciones en Sucre y en las ocho en Bolivia”, dijo.

Finalmente, el jefe de Gabinete del Gobierno Departamental, Ever Almendras, señaló que “a partir de este convenio garantizamos la permanencia de las hermanas Siervas de María en los establecimientos de salud dependientes de la Gobernación”. Después, aclaró que “en ningún momento se quiso expulsarlas, despedirlas o sacarlas a las religiosas de la ciudad”.

Ayer hubo vigilia de ciudadanos voluntarios para apoyar a las Siervas de María.

ALGUNOS DETALLES DEL CONVENIO

DE PARTE DE LAS RELIGIOSAS:

– Atención esmerada y dedicada a tiempo completo, las 24 horas del día en el servicio interior de los hospitales donde desarrollan su labor.

– Trabajar en los establecimientos de salud precautelando el bienestar de los enfermos, especialmente de la gente de escasos recursos económicos.

– Estarán a cargo de las jefaturas de Enfermería, de cada sala de enfermos y otros servicios.

– Las hermanas deben sujetarse al convenio marco suscrito entre el Estado y la Iglesia Católica, como también a las normas concernientes a la función pública.

DE PARTE DE LA GOBERNACIÓN:

– Se asume el compromiso de respetar los ítems de las hermanas de la congregación y de acuerdo con las posibilidades gestionar ítems adicionales.

– La Gobernación a través del SEDES deberá coordinar con la Madre Superiora la evaluación del personal de salud en cada servicio donde trabajan.

– El SEDES se hará cargo de la Dirección Técnica, Administrativa y Jefatura de Recursos Humanos en los hospitales.

– En este convenio se respeta la labor social y religiosa que desarrollan las hermanas de la congregación dentro de los establecimientos de salud donde apoyan en beneficio de la población.

– El SEDES coordinará con la Madre Superiora el tema de las posibles faltas y sanciones en las que se incurran.